La rehabilitación de la cubierta de La Cartuja, a punto de iniciarse

A finales de noviembre se va a proceder al inicio de las obras de la primera fase de la rehabilitación de la cubierta del monasterio monegrino, tal y como ha anunciado Elisa Sancho, la vicepresidenta de la Diputación Provincial de Huesca, que adquirió la Cartuja de Nuestra Señora de Las Fuentes el pasado mes de junio. Las obras se prevé que duren unos tres meses y son las más urgentes para frenar el deterioro de las pinturas de Bayeu.

Además, en la actualidad se están finalizando los trabajos menores de urgencia, que han consistido en limpiezas interiores y exteriores, así como la traída de agua y electricidad. De esta forma el entorno y el inmueble quedará preparado para el inicio de la primera fase de acondicionamiento de la cubierta.

Con esta actuación, la inversión de la DPH en este monasterio durante este año es de unos 600.000 euros. Conforme se ejecuten estos trabajos se prevé redactar el proyecto para la 2ª fase de la remodelación de la cubierta. Además del inicio de las obras, se trabaja actualmente en incorporar a este proyecto global las fincas del entorno, con cuyos dueños se está en conversaciones y cuya actitud colaborativa se valora positivamente desde la DPH. Se trata de dos parcelas completas y tres parciales, cuyos terrenos suman unas 19 hectáreas. El objetivo es realizar en ellos actuaciones de recuperación también en el entorno.

Por otra parte, tras los primeros contactos de DPH con los antiguos propietarios de la Cartuja, la institución está apostando por un modelo participativo, implicando a colectivos, entidades y personas conocedoras de este Bien de Interés Cultural. De esta forma la vicepresidenta y técnicos de la institución se reunían este miércoles con el Ayuntamiento de Sariñena, la Comarca de los Monegros, la Comisión de Patrimonio del Gobierno de Aragón, la familia Bastarás -antigua propietaria de la Cartuja- así como la asociación APUDEPA y profesores universitarios expertos en arte e historia. También asistían a la reunión miembros de la Plataforma Salvemos La Cartuja y de la empresa que realiza ahora los domingos las visitas guiadas.

El monasterio seguirá estando abierto al público mientras duren las obras y con las medidas de seguridad necesarias. Los domingos, de 10 a 14 horas, el público general puede visitar este recinto que alberga más de 2.000 metros cuadrados de pinturas murales realizadas por fray Manuel Bayeu, hermano del pintor de cámara del rey, Francisco Bayeu, y cuñado de Francisco de Goya.

Comentarios