Los trabajos de la CHE en el cauce del río Sosa en Monzón afectados por la última tormenta

obras Rio Sosa Monzón

Las obras de mantenimiento que se ejecutan en la actualidad por la Confederación Hidrográfica del Ebro en el cauce del río Sosa se vieron afectadas por la pequeña riada del lunes.

La actuación consiste en la reposición de varios puntos de las defensas de los taludes que resultaron deterioradas por las últimas avenidas del río Sosa y se construirá un muro de protección junto al Camino del Sosa.

La CHE, organismo autónomo, adscrito al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), iniciaba una actuación de mantenimiento del tramo urbano del cauce del río Sosa a su paso por Monzón, unos trabajos para mejorar la protección y la estabilidad de las márgenes del río ante futuras avenidas, que fueron solicitados por el Ayuntamiento.

El proyecto tiene un presupuesto aproximado de 11.600 euros. Los puntos donde se reponen las defensas se sitúan junto al pasaje Loarre, la calle Joaquín Pano y en cuatro puntos de la avenida Goya. El río Sosa en este tramo urbano se caracteriza por un caudal irregular y escaso y presenta algunos puntos de acumulación de sedimentos que ocasionan la erosión de parte de la escollera de protección en los taludes del cauce.

Se trabaja en cinco tramos entre puentes que suman los 2,3 kilómetros de longitud, en concreto entre el puente de la N-240 y el puente Viejo; entre este y el puente de la calle Lanuza; desde este al puente Jacilla; entre el puente Jacilla y el puente de la A-1234 y para finalizar, entre este último y la desembocadura del Cinca.

Esta actuación completa otra realizada el pasado año también en el tramo urbano del río. En esa ocasión, los trabajos se centraron en una retirada de lodos y otros sedimentos y el control de la vegetación del cauce y las márgenes para aumentar la capacidad portante del río y mantener la vegetación equilibrada.

Comentarios