La vista previa por las pinturas de Sijena se celebra este lunes

Es el segundo litigio abierto en el último año por Gobierno de Aragón y Ayuntamiento de Villanueva de Sijena de manera conjunta, con el objetivo de reintegrar las piezas de arte en el Real Monasterio ubicado en Los Monegros. En este caso se trata de las pinturas murales de la Sala Capitular, que fueron arrancadas y que están expuestas hoy en día en el Museo Nacional de Arte Catalán, la parte demandada.

A pesar de los intentos de Cataluña de retrasar la sesión y de dirimir el caso en los tribunales de la comunidad vecina, la vista previa será este lunes día 9 en Huesca a las 10 horas en el Juzgado número 2. La audiencia previa es el paso previo antes del juicio.

La defensa clave es que estos murales románicos forman parte fundamental e inseparable del Real Monasterio, catalogado como Bien de Interés Cultural y Monumento Nacional desde 1923; un argumento que ha pesado en la decisión que tomó la juez sobre las 97 piezas de arte que vendieron las monjas.

Las pinturas no fueron vendidas por las monjas, como ocurre en el otro caso, sino que fueron arrancadas de las paredes y se trasladaron a Barcelona a fin de salvaguardarlas. La parte aragonesa reclama el levantamiento del depósito y el traslado inmediato para su recolocación en la Sala Capitular.

Hay que tener en cuenta que son el bien más preciado y valioso de todo lo que se expone en el MNAC. Y es que son obras de arte que datan de principios del siglo XIII y son de un valor excepcional. Una parte de ellas se perdió durante el saqueo e incendio del Monasterio en 1936. El resto, gravemente dañadas, fueron arrancadas y trasladadas a Barcelona en 1960. Permanecen desde entonces en el Museo Nacional de Arte de Cataluña sin ningún título jurídico que justifique su posesión ni depósito formalmente constituido. 

Por su parte, Cataluña sostiene que fueron trasladadas a Barcelona como depósito temporal tras un incendio que tuvo lugar durante la Guerra Civil.

Comentarios