El Ayuntamiento de Aínsa aprueba la retirada de las pilonas de la línea eléctrica 'Aragón- Cazaril'

La propuesta de Cambiar Aínsa para retirar las pilonas de la línea eléctrica Aragón- Cazaril, infraestructura promovida en 1986 por Red Eléctrica de España declinada definitivamente en 1999, obtenía unanimidad de todos los grupos políticos en el consistorio ainsetano.

Cambiar Aínsa considera un gran triunfo este paso por a pesar de que Red Eléctrica de España recibió en su momento una indemnización de 300.000 millones de pesetas (poco más de 1.800 millones de euros) por la paralización del proyecto, pero las pilonas construidas siguen levantadas esperando su desmantelamiento. En diferentes ocasiones Red Eléctrica de España ha intentado reaprovecharlas para otros proyectos pero, por el momento, todos los intentos han sido infructuosos.

Recordamos que esta infraestructura suscitó un fuerte contestación social en Aragón, y finalmente, en 1997, el Gobierno de la República de Francia desistía a desarrollar el tramo que transcurría por su territorio y en 1999 recibió el carpetazo definitivo por parte del Tribunal Supremo.

El Ayuntamiento de Graus ordenó el desmantelamiento de las pilonas que pasan por su término municipal aunque, por el momento, la eléctrica no ha ejecutado esta orden. Por ello, la moción aprobada el pasado jueves solicita al Departamento de Industria e Innovación del Gobierno de Aragón “que lleve a cabo las actuaciones precisas para el desmantelamiento de las pilonas instaladas en territorio aragonés para el extinguido proyecto de línea eléctrica Aragón-Cazaril”.

Urko Del Campo, concejal de Cambiar Aínsa, partido impulsor de la moción, se mostraba muy satisfecho por haber conseguido la unanimidad del concejo a la hora de aprobar la misma, ya que es una reivindicación de los habitantes de la zona largamente desatendida. Se enviará una copia de esta resolución a Red Eléctrica de España y a los ayuntamientos de la Comarca y al Consejo Comarcal para que tengan conocimiento de la misma, instándoles a apoyar la resolución.

Comentarios