El Ayuntamiento de Fonz y la Comarca del Cinca Medio buscan fórmulas para finalizar las obras de la residencia

El Ayuntamiento de Fonz quiere que se avance definitivamente en la construcción de la residencia para la tercera edad, se equipe y se ponga en funcionamiento lo antes posible, evitando así el deterioro de la estructura ya edificada.

Audio sin título
Audio sin título

La primera piedra de la que iba a ser la Residencia Comarcal del Cinca Medio se colocó en octubre de 2006, con una finalización de las obras de 18 meses. Sin embargo, los trabajos finalizaron en 2009 y tras el paso de varias administraciones autonómicas de distinto color político, no se han destinado nuevas partidas para terminar su acabado. La obra sigue paralizada y expuesta al deterioro. En la última fase se acometió el cerramiento del inmueble y se colocó la estructura de la cubierta.

El último intento para terminar la obra llegó con los fondos que iba a habilitar en 2011 (800.000 euros) el Ministerio de Medio Ambiente Rural y Marino con la aplicación de la Ley de Desarrollo Rural Sostenible, conjuntamente con el Gobierno de Aragón. Pero esa partida nunca llegó a su destino.

Por su parte, la Comarca del Cinca Medio no puede asumir con sus propios recursos la finalización de los trabajos, el equipamiento de la residencia y su puesta en servicio con la contratación de personal. Una competencia que correspondería a la Consejería de Asuntos Sociales del Ejecutivo autonómico a quien tanto el alcalde de Fonz como el presidente de la Comarca mediocinqueña van a pedir que culmine la obra ya iniciada.

En este sentido el alcalde de Fonz, José Teodoro Ferrer, la teniente de alcalde, María Clusa, el presidente de la Comarca, Miguel Aso, y el vicepresidente, José Ángel Solans, realizaron una inspección sobre el terreno del inmueble acompañados del arquitecto que redactó el proyecto, el madrileño Carlos Lera. La visita tenía como finalidad conocer el estado del inmueble y solicitar al arquitecto que realice una memoria en la que se valore la cantidad aproximada que faltaría para terminar la residencia. Asimismo, se estudiará la posibilidad de ampliarla a cien plazas para que el proyecto fuera viable económicamente (la actual residencia se proyectó para sesenta plazas).

El alcalde de Fonz, José Teodoro Ferrer, considera que “hay que retomar el proyecto, hacer una valoración de las necesidades a fecha de hoy y tratar de aumentar el número de plazas, así como adaptarlo a la nueva normativa para residencias de 2008, y saber el coste de la finalización -de la obra”. El primer edil indica que aunque se trata de un proyecto comarcal, desde el Ayuntamiento “tendremos que intentar empujarlo y es lo que estamos haciendo. Queremos que este proyecto continúe y ver que opciones tenemos. Sería triste y lamentable que tras invertir un millón y medio y tener el edificio en las condiciones en las que está no sepamos sacarlo adelante”. El alcalde de Fonz ya ha transmitido la inquietud del municipio al Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales, cuya responsable la consejera María Victoria Broto es consciente de la reivindicación.

El Ayuntamiento se encarga de las labores de mantenimiento del entorno de la residencia, ubicada junto al complejo deportivo en las afueras de la villa renacentista, desbrozando la maleza y cerrando el paso al público por el riesgo que conlleva adentrarse en una obra inacabada.

Cabe apuntar que Fonz contaba con la residencia San Blas, sita en pleno casco urbano, con 27 camas, pero que fue cerrada en 2013 por el Gobierno de Aragón al no reunir los condicionantes de seguridad, antiincendios, eliminación de barreras arquitectónicas, … requeridos por la Consejería de Servicios Sociales. Los usuarios fueron trasladados a otras residencias del entorno, dejando sólo el servicio de centro de día para dar desayunos, comidas y cenas.

La continuidad de los trabajos en la residencia comarcal de Fonz ha sido uno de los caballos de batalla de IU durante la pasada legislatura. El entonces diputado en Cortes por esta formación y ahora presidente de la Comarca del Cinca Medio, Miguel Aso, mantiene su reivindicación. “Esta residencia se inició con un Gobierno PSOE – PAR y había un compromiso inicial para poner dinero y terminar la residencia. Eso quedó en el olvido y ahora estamos pensando en cómo hacer sostenible la residencia, buscar fórmulas para retomar las obras, y una vez que tengamos claras las necesidades que tenemos tratar de convencer al Gobierno de Aragón porque no podemos tener una obra como ésta, tan avanzada, deteriorándose, cuando es un compromiso del Ejecutivo aragonés”, ha señalado Miguel Aso.

Comentarios