Los clubes de fútbol base aragoneses analizan la duración de las licencias

El pasado lunes se celebró la reunión convocada al efecto, a la que había sido emplazada la Comisión de Fútbol Base, así como los Clubes afiliados a la Federación Aragonesa de Fútbol con mayor número de equipos en juego en estas categorías, estando por otra parte abierta la asistencia también a cualquier otro Club federado con inquietud respecto a este tema.

Según informa la FAF, a través de su página web, “a la misma asistieron una nutrida representación de los Clubes convocados, los cuales por abrumadora mayoría refrendaron el acuerdo adoptado en el marco de la II Jornada de Trabajo del Fútbol Base celebrada el día 28 de noviembre de 2011, en la que se acordó mantener la posibilidad a las partes implicadas -por un lado el jugador y su padre, madre o tutor, y por otro al Club-, de suscribir el compromiso por una o dos temporadas, lo que permite garantizar la adecuada planificación de las plantillas de futbolistas, contribuyendo también a formar el carácter del futbolista y muchas veces a iniciarlo en los valores deportivos como el compromiso con el grupo que constituye su equipo, el esfuerzo por lograr un objetivo común y la necesaria solidaridad. Sin estos principios y sin el vigente sistema de licencias, sería casi imposible la subsistencia de los Clubes más modestos”.

Además se añade que “asimismo, quedó patente que el modelo de licencia de futbolista que la Federación Aragonesa de Fútbol tiene establecido, está diseñado para soportar las distintas fórmulas de compromiso que se establecen en el Reglamento General de la RFEF -aplicable en nuestras competiciones-, que a su vez está aprobado por el Consejo Superior de Deportes, lo que garantiza su adecuación a la legislación vigente, y por otra parte el citado modelo no contraviene disposición alguna de la Ley 4/1993, de 16 de marzo, del Deporte de Aragón, por lo que se encuentra amparado por el propio marco normativo que emana de la Constitución”.

Por otra parte, “se puso de manifiesto que el acto de la firma por parte de los padres o tutores es voluntario, y que por lo tanto conlleva los derechos y obligaciones previstos reglamentariamente, entre éstas últimas se encuentra la de no poder alinearse ni entrenarse en equipos de otro, salvo que obtenga el permiso por escrito de su Club, no implicando que la licencia de futbolista suponga su integración como miembro de derecho, socio o asociado de Club con el que se vincula, por lo que en ningún caso puede conculcar, ni conculca, derecho alguno de la infancia, ni de la adolescencia, referido a la integración o permanencia del menor en una asociación como socio, siendo los padres o tutores quienes con la colaboración de todas las Instituciones tienen la responsabilidad de velar por los intereses de los menores a su cargo. Para facilitar esta labor, el diseño de las licencias es perfectamente claro y prevé la posibilidad de rellenar por separado el caso de vinculación por una o dos temporadas, indicando expresamente en cada caso la fecha en la que el futbolista quedará libre de todo compromiso”.

Nuevamente los asistentes expusieron su parecer respecto a la obligatoriedad de “realizar las gestiones tendentes a inscribir a un jugador procedente de otro, de Club a Club, es decir, sin la intervención de personas que realizan labores técnicas o auxiliares en uno de ellos, los cuales muchas veces en los mismos terrenos de juego se interesan por determinados jugadores hablando con ellos y con sus padres, produciendo un efecto no deseado que viene a complicar las posteriores gestiones que deben llevar los Clubes”.

Por último, entre la catarata de ideas que mostraron los Clubes asistentes, se planteó que al igual que tiene el Real Zaragoza con los Clubes que han firmado el Convenio de Colaboración, se limite el número máximo de jugadores por equipo y por club que pueden causar baja como consecuencia del interés mostrado por otro. No obstante esta cuestión quedó abierta para que los Clubes puedan aportar cualquier otra que sirva para mejorar este tema, que sería consultado a todos los Clubes para que mediante un compromiso similar tuviera plena vigencia en el Fútbol Aragonés.

Comentarios