¿Impuesto del Cable o peaje para ocupar La Aljafería?

Jesús Gericó Urieta, Alcalde del Ayuntamiento de Sallent de Gállego

La economía del Territorio de Huesca, el tan nombrado territorio, depende en un 20% del Turismo de la Nieve, un sector que con la imposición del impuesto del cable verá gravadas sus ya maltrechas cuentas con entorno a 1,5 millones euros.

¿Hay que acabar con el que te da de comer o simplemente hay que pensar que estamos delante de un deporte para ricos que genera el 20% de la economía de la provincia?

¿Seremos competitivos frente, a Cataluña, Andorra o Sierra Nevada?

¿Tendrán las Estaciones capacidad económica para iniciar nuevas inversiones?

Todos estos planteamientos los podemos hacer y tendríamos o no respuesta, lo grave de todo esto, es que la Sociedad Aragonesa no tiene claro cual es el rumbo que quiere el Ejecutivo Aragonés al respecto.

Un Gobierno, o un desgobierno, que para hacer competitivo nuestro dominio esquiable frente a otros destinos, confía las Inversiones en la Unión de Candanchu y Astun por autobús y la comercialización de las estaciones aragonesas en un bono conjunto. Esto es lo que le espera a la Nieve Aragonesa y lo que es peor a la quinta parte de la economía de la Provincia.

Así pues, mientras el Sr. Lamban es movido por los hilos de la CHA y Podemos, la Diputación Provincial de Huesca (gobernada por PSOE) vota en contra de este impuesto, como no puede ser de otra manera.

¿Con que cara la Sra. Consejera de Economía del Gobierno de Aragón podrá presidir un Consejo de Administración frente a su socio Ibercaja y demás representantes del Territorio de la Nieve?

Lo que está claro que los pactos anti natura van a dejar a nuestro Valles, viendo como envejecen sus hierros, como pasa el tiempo, como proyectos vitales para la Economía Aragonesa se mueren en los cajones, mientras se prioriza la política lingüística, la independencia de Cataluña, etc. Eso es lo que da de sí un pacto como el que a día de hoy gobierna Aragón.

La defensa de Aragón pasa por defender los intereses de los Aragoneses, y con medidas como está lo que se hará es empobrecer nuestra región. Quizá consiga el dudoso honor de cerrar Estaciones de Esquí.

Eso sí. Quizás le aprobarán los Presupuestos para el próximo año para poder estar sentado en la silla de poder, cueste lo que cueste y a costa del bienestar de los aragoneses.

Recapacite Sr. Lamban, no se enfrenta a CHA Y Podemos, se enfrenta a una decisión que afecta a la economía aragonesa, y que si escucha a miembros de su partido seguro se lo hacen ver. Ejea es diferente a Sallent y los despachos del Pignatelli mucho más todavía a las Estaciones de Esquí. Escuche al territorio y no a programas políticos que no reflejan la idiosincrasia de nuestra tierra.

Comentarios