La Escuela de Restauración entrega a la familia de Ramón Acín un retrato restaurado de Aventín

Este martes a las 11.00, la Escuela de Conservación y Restauración de Bienes Culturales, ubicada en Huesca, entregará a la familia García-Bragado Acín un retrato de Ramón Acín restaurado por estudiantes del centro. La obra, realizada en 1928 por José María Aventín, forma parte de la colección privada y nunca ha estado expuesta, por lo que es muy poco conocida.

La intervención ha sido complicada por la sencillez del soporte, un tablero de contrachapado de madera, que además estaba muy deteriorado, y por el procedimiento empleado en técnica pictórica. El retrato, que tiene carácter de boceto, es de pequeñas dimensiones, 82x73 centímetros.

El trabajo de restauración ha consistido en la estabilización estructural del soporte. Se ha retirado la suciedad superficial en seco, para lo que se realizó un completo y exhaustivo estudio previo que incluyó exámenes analíticos de caracterización de los materiales.

José María Aventín, fue un artista y escultor oscense activo en la primera mitad del siglo XX. Su época más fecunda en su producción artística se desarrolló en Madrid, hasta donde llegó medio de una beca de la Diputación de Huesca para cursar estudios en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando. Allí realizó gran número de retratos de personajes ilustres de la época como el de Manuel Azaña o El barman Perico Chicote.

La Escuela de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Aragón espera que esta recuperación “sirva para completar y documentar la extraordinaria figura de Ramón Acín como uno de los exponentes aragoneses en el arte de las vanguardias, como para dar a conocer la labor de la Escuela en la formación de los profesionales encargados de recuperar el patrimonio cultural”.

Comentarios