Magallón: “Labitolosa es el legado romano que hay que proteger para las generaciones futuras”

El yacimiento de Labitolosa, en el término municipal de La Puebla de Castro, es, según, María Ángeles Magallón, catedrática de arqueología de la Universidad de Zaragoza, uno de los escenarios arqueológicos más importantes de la provincia de Huesca. La actual coyuntura económica, es la razón por la que, han dejado de realizarse las campañas de trabajo, que se iniciaron hace 25 años, aunque no se pierde la esperanza, de acabar el trabajo, sobre todo, en la fortaleza andalusí, porque, decía Magallón, “es el legado romano que se debe estudiar y proteger para las futuras generaciones”.

El arranque de estos trabajos arqueológicos, recordaba Magallón, fue en el año 1991 con socios franceses. El yacimiento ya entonces era conocido, debido a la aparición de unas lápidas e inscripciones, y entre España y Francia, se ideó un trabajo arqueológico conjunto y se apostó por Labitolosa. En estos 25 años han pasado por esos campos de trabajo más de 400 alumnos, españoles y franceses, llenos de ilusión por aprender y participar.

Las dos últimas campañas se realizaron casi “en precario” aunque todavía queda mucho por estudiar. Labitolosa, decía María ángeles Magallón, no es sólo la ciudad romana, es también una fortaleza andalusí y cristiana, por eso, añadía, si se pudieran concluir ambos trabajos, aumentaría el valor cultural del yacimiento.

Lo que en sus inicios fue un campo con bancales y plantaciones de olivos y almendros, principalmente, gracias a las excavaciones, se ha convertido en una zona despejada donde son visibles las termas, curia y el foro, elementos cubiertos, y las termas 2, la domus y la fortaleza andalusí.

Apuntaba Magallón, que, hay que aprovechar el interés que existe por conocer el pasado, para convertir, este yacimiento, en un vía de fomento del turismo cultural en el territorio y convertirlo en el complemento perfecto al turismo de nieve.

Comentarios