Llauset solucionará la falta de alojamientos en esa zona de Maladetas y GR11

Refugio Llauset

El refugio de Llauset, que si todo marcha según lo previsto, podría estar disponible en el mes de julio de 2016, cubrirá, según Sergio Rivas, responsable de refugios de la FAM (Federación Aragonesa de Montaña) una doble necesidad, en las Maladetas y en el GR 11. En el macizo, hasta ahora, el único refugio guardado es el de la Renclusa, y, por lo que respecta a la senda pirenaica, existe un vacío de alojamientos entre el valle de Benasque y el Noguera Ribagorzana.

Audio sin título
Audio sin título

En unas semanas, la climatología obligará a parar las obras, puesto que, la nieve y las bajas temperaturas harán que trabajar no sea ni operativo ni seguro. Tras el período de “hibernación” quedarán, por acometer, trabajos en el exterior, como captación de agua, y en el interior, sobre todo relacionados con el equipamiento. Si en mayo o junio, se pueden retomar las obras, no se descarta poder abrir en julio, con el 100% de los servicios y el 50% de la capacidad.

El refugio de Llauset funcionará como el resto de instalaciones que gestiona la FAM. Posiblemente, en febrero se realizará el concurso de guardas con requisitos, apuntaba, Rivas exigentes, puesto que, se trata de un refugio de montaña.

Cuando en septiembre se renovó el convenio de colaboración entre las entidades participantes, se hablaba de 2017 como fecha prevista para la apertura, finalmente, al adelantar DPH una de las anualidades permitirá que la puertas de Llauset se abran un año antes.

El refugio de Llauset está ubicado a 2.450 metros de altura y es el más oriental del Pirineo aragonés y está a los pies de varios picos de más de 3.000 metros. De hecho en esta zona donde se está construyendo este refugio es donde se concentra el mayor número de tres miles de ambas partes del Pirineo. Contará con una superficie de casi 940 metros cuadrados.

Comentarios