El Ayuntamiento de Barbastro extingue el contrato con la empresa gestora del matadero municipal

En sesión extraordinaria la corporación municipal acordó por mayoría extinguir el contrato con la empresa Cárnicas Barbastro, primer paso para regularizar una situación que se generó hace más de diez años. La extinción del contrato fue aprobada con los votos de PSOE, la abstención de Cambiar Barbastro y el voto en contra de PP, PAR y Ciudadanos.

La empresa gestiona el matadero municipal desde 1999 tras decidir el Ayuntamiento externalizar el servicio. El contrato tenía que haber finalizado en 2004. La empresa Cárnicas Barbastro cambió de propietarios en 2007 y continuó la actividad y realizó diversas inversiones para mejorar las instalaciones. En la actualidad la plantilla está formada por diez trabajadores. La empresa seguirá trabajando ya que le corresponde un mes de actividad por año trabajado.

Los portavoces, Javier Betorz (PAR), Ángel Nasarre (Ciudadanos) y Ángel Solana (Partido Popular) calificaron el expediente de “complejo y raro, chapucero y de auténtico despropósito”, y manifestaron que es necesario buscar la mejor solución para el Ayuntamiento y para la empresa. Todos coincidieron en acercar posturas y abrir un diálogo entre ambas partes puesto que esta situación es un “perjuicio para el Ayuntamiento y empresa”.

El portavoz de Cambiar Barbastro, Ramón Campo, explicó que se había abstenido puesto que su postura facilita “aclarar esta situación”. Campo destacó que con la extinción se “abren más puntos legales de cara a la solución del problema que si se hubiera votado en contra”.

La actual situación fue conocida a raíz de una petición de información cursada en 2014 por la Cámara de Cuentas de Aragón en una auditoria a todos los mataderos municipales. El alcalde, Antonio Cosculluela, explicó que fue entonces cuando se reparó en esta situación y se comenzó a buscar una solución con la empresa y con los servicios técnicos municipales. Los informes jurídicos aconsejaron la extinción del contrato para poder reorientar esta situación. Para el Equipo de Gobierno, “la voluntad es la de regularizar este asunto”.

A la sesión extraordinaria asistieron los propietarios de la empresa Cárnicas Barbastro y el presidente de los empresarios del Polígono Valle del Cinca, Conrado Chavanel.

Manuel López, miembro de la empresa, definió la aprobación de la extinción del contrato como un “atropello total” y avanzó que sus abogados decidirán los próximos pasos a seguir.

El presidente de los empresarios del Polígono Valle del Cinca, Conrado Chavanel, señaló tras el pleno extraordinario que “es importante el servicio y la continuación de Cárnicas Barbastro”. Chavanel defendió el mantenimiento de los puestos de trabajo y que Cárnicas Barbastro aporta mucha actividad, y afirmó que es una “situación complicada y compleja”.

Comentarios