Ruidos y botellón encabezan el ranking de las sanciones en materia de convivencia

parque de la manzana san lorenzo botellón

En lo que va de año, se han impuesto 236 sanciones por infracciones de diferente índole de la Ordenanza de Convivencia municipal. La mayoría de las infracciones se producen por ruidos en el interior de edificios o por consumo de bebidas alcohólicas en espacios públicos, el denominado botellón.

La tendencia que se aprecia en los tres años de vigencia de la ordenanza es a la baja en lo que a las sanciones se refiere, ya que en 2014 se registraron 262 sanciones y 62 solicitudes de trabajos para la comunidad como alternativa a la multa económica (23,66%), y 358 sanciones de 2013 con 165 solicitudes de trabajos en beneficio de la comunidad (46,09%).

De las 236 sanciones, en lo que va de año, solo 24 se han saldado con trabajos en beneficio de la comunidad (un 10.17%).

En este 2015 se registraban un total de 49 expedientes de trabajos en beneficio de la comunidad (en cumplimiento de sanciones de este año y de finales de 2014). De ellos, 37 corresponden a varones y 12 a mujeres y solo se contabiliza un menor de edad. La mayoría de los solicitantes ha realizado estos trabajos en el Área de Turismo (22) y en menor medida en Jardines, Archivo Municipal, Ludoteca o Biblioteca.

La mayor parte de estas sanciones provienen de infracciones por superar el nivel de ruido en interior de edificios (18 casos) y consumo de bebidas alcohólicas en espacios públicos (9).

Estos datos se daban a conocer el Observatorio del Civismo y la Convivencia que preside el concejal de Servicios Sociales, Íñigo Aramendi.

La misión del Observatorio es favorecer la convivencia, conociendo con más profundidad cómo se manifiestan y evolucionan los distintos comportamientos cívicos e incívicos, así como las buenas prácticas en el municipio de Huesca y mejorar las intervenciones sociales, tanto preventivas como asistenciales.

Los datos indican una reducción de las sanciones en los tres años de aplicación de la Ordenanza, por lo que se considera que la ciudadanía está más informada de las conductas que regula esta normativa. También disminuye significativamente la solicitud de realización de trabajos en beneficio de la comunidad, y especialmente entre los menores.

Medidas en el Parque de la Manzana

Por otra parte, el Observatorio de Civismo y Convivencia conocía el informe de la intervención en el Parque de la Manzana durante las pasadas fiestas de San Lorenzo, que se considera ha cumplido los objetivos planteados de reducción de daños y riesgos, tanto a nivel de afecciones a la comunidad como en el autocontrol en el consumo de alcohol.

En la sesión se destacaba que la idoneidad de estas medidas se basa en la complementariedad entre ellas, el trabajo multidisciplinar y transversal, junto con la labor de mediación que las acompañaba, todo ello en el marco de la participación y el consenso.

Comentarios