La discapacidad intelectual juvenil sufre un 65% de desempleo

talleres inserción ATADES Huesca

Once alumnos de Atades han recibido los diplomas que acreditan su formación en agricultura ecológica. En los últimos dos años han realizado el taller de empleo “Plantero”, con el que Atades sigue apostando por la integración laboral como parte del proceso de inserción de las personas con discapacidad. Hay tres de los alumnos de este taller que ya han logrado un empleo en los centros de empleo asociados. Paralelamente otros jóvenes han comenzado con otra escuela taller de lavandería y limpieza.

El 65% de los jóvenes con discapacidad intelectual no tienen empleo. Para reducir esas cifras Atades Huesca realiza cursos formativos adaptados con los que estas personas amplían sus posibilidades laborales. Esta entidad siempre ha apostado por el empleo como parte fundamental del desarrollo personal de sus usuarios.

A la clausura del taller asistía la directora gerente del Instituto Aragonés de Empleo, Ana Vázquez Beltrán, a quien el presidente de Atades pedía “estabilidad en las subvenciones” para tener seguridad de su continuidad a medio plazo. Vázquez por su parte manifestaba el buen resultado de los programas de la entidad, que deben pasar un proceso de concurrencia competitiva.

El plan de formación de la escuela taller “Plantero” contemplaba un apartado práctico y otro teórico, donde se han tratado aspectos como la instalación y acondicionamiento de un vivero, fertilización y compostaje, instalación del riego, defensa fitosanitaria o técnicas de recolección y de manipulación. Además ha habido formación complementaria en prevención de riesgos laborales, igualdad de género, alfabetización informática o gestión empresarial y emprendimiento.

De esta forma, Atades Huesca sigue apostando por nuevos proyectos que tratan de ofrecer a las personas con discapacidad un empleo digno, una realización plena y una mejora de su calidad de vida, ofreciéndoles alternativas distintas y ampliando el abanico de servicios dirigidos a este colectivo. Así, Atades Huesca ha iniciado recientemente las clases de Higía, la Escuela taller de Lavandería y Limpieza. La entidad ofrece, a través de esta fórmula, un itinerario de inserción laboral que ayuda a jóvenes con discapacidad intelectual a incorporarse al mercado laboral.

La primera Escuela Taller de Agricultura ecológica “Atades Huerta” logró la inserción laboral de 4 personas con discapacidad intelectual que actualmente trabajan en producción de hortalizas ecológicas destinadas a ser comercializadas en el centro especial de empleo de Atades Huesca, a través de Semonia y BROTALIA; y la Escuela Taller Plantero ha logrado la inserción laboral de 3 personas más.

Comentarios