“Palmeras en la nieve” llegará a los cines en un mes, el 25 de diciembre

“Unas pocas líneas hicieron que Clarence sintiera primero una gran curiosidad y después una creciente inquietud. En sus manos sostenía un pequeño pedazo de papel que se había adherido a uno de los muchos sobres casi transparentes, ribeteados de azul y rojo, en los que se enviaban las cartas por avión y por barco hacía décadas.” Así arranca el primer capítulo de “Palmeras en la Nieve”, la novela escrita por la altoaragonesa Luz Gabás, que, en un mes, el 25 de diciembre, llegará a la pantalla grande de la mano de Fernando González Molina, protagonizada por Mario Casas y Adriana Ugarte, entre otros. El tema central de la banda sonora lo interpreta Pablo Alborán.

Antes, el 9 de diciembre, la 5ª edición de Madrid Premiere Week, acogerá la premiere oficial de la película

“Palmeras en la nieve” cuenta una historia tan épica como intimista que tiene puentes entre dos tiempos, dos culturas y dos generaciones.

El rodaje finalizaba a mediados del pasado mes de enero, tras 68 días de rodaje y siete meses, con localizaciones en Canarias, Colombia y Bielsa.

SINOPSIS

Desde 1926 la isla de Fernando Poo (ahora Bioko) formó parte de la Guinea Española, aunque era posesión española desde 1778, hasta que en 1968 se proclamó la independencia del país. La progresiva escalada de tensión y violencia de esos años supuso un complejo episodio de nuestro pasado del que apenas llegaban noticias a la península.

"Palmeras en la Nieve" sitúa su acción por una parte en el periodo de transición de las colonias a provincias de ultramar hasta la independencia definitiva, y por otra en el presente, en Bioko, un territorio herido tras años de inestabilidad, dictaduras, desapariciones, tortura, y falta de libertades.

El descubrimiento accidental de una carta olvidada durante años empuja a Clarence (Adriana Ugarte) a viajar desde las montañas de Huesca a Bioko para visitar la tierra en la que su padre Jacobo (Alain Hernández) y su tío Kilian (Mario Casas) pasaron la mayor parte de su juventud, la isla de Fernando Poo.

Comentarios