El Gobierno de Aragón pide al obispo de Barbastro-Monzón que se reúna con urgencia con el de Lérida

Esta es una de las principales conclusiones de la reunión que mantenían en Zaragoza, Gobierno de Aragón y obispado de Barbastro-Monzón. En este encuentro, los miembros del Gobierno de Aragón trasladaban con carácter de urgencia a los representantes del obispado la necesidad de que el obispo de Barbastro-Monzón se reúna con el de Lérida. Y, cuando se produzca esa reunión formal, se preparará un reivindicatorio para pedir de nuevo la devolución, esta vez por vía judicial, y solicitar las condiciones por las que se han cedido las obras al consorcio de Lérida.

En la reunión participaban el secretario general del departamento, Felipe Faci, el director general de Cultura, Ignacio Escuín, el secretario – canciller de la Diócesis de Barbastro, Pedro Escartín y los servicios jurídicos del Gobierno de Aragón y el obispado.

El Gobierno de Aragón ha llevado a cabo varias acciones en los últimos meses para intentar poner fin al conflicto. El Presidente de Aragón envió una carta a Artur Mas solicitando su colaboración tras la sucesión de sentencias favorables a la devolución y también lo ha hecho, recientemente, y en busca de apoyo, al Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y al arzobispo de Calahorra, antes de ser nombrado obispo de Barcelona. Por su parte, la consejera también se vio obligada a escribir al consejero de Cultura de la Generalitat para solicitar la retirada de las fotografías de iconos del rock que situaron junto a los bienes en el Museo de Lérida.

Además, el departamento de Educación ha recibido el auto del 24 de noviembre de 2015 por el  cual se acuerda no estimar la excepción alegada por el abogado del Estado y por la Generalitat de Cataluña la falta de capacidad de la Presidenta Federal de la Orden de San Juan para realizar la cesión de acciones a favor de la comunidad autónoma de Aragón. Por tanto, el Gobierno de Aragón podrá realizar las acciones legales pertinentes para exigir la devolución de los bienes de Sijena. 

Comentarios