Biomasa sí, pero ni ahí, ni de esta manera

Artículo de opinión de Miguel Aso, Concejal de Medio Ambiente en el Ayuntamiento de Monzón:

El pasado miércoles 25 de noviembre comparecí junto al alcalde en una rueda de prensa en el Ayuntamiento de Monzón. El motivo era explicar la situación en la que se encuentra el expediente y lo que se había hecho por el departamento de medio ambiente del ayuntamiento, el departamento que dirijo, en relación a la posible puesta en marcha de una central de biomasa de 49,5 MWe a ubicar a menos de 600 metros del casco urbano. Mi intervención se centró única y exclusivamente en explicar lo que había hecho desde mi departamento. Ni más ni menos. Establecer, como hizo un grupo político, sea de las declaraciones del alcalde o de mis declaraciones, que mi posición o la de CAMBIAR MONZON había cambiado y que nos habíamos convertido poco menos que en defensores a ultranza del proyecto, dista mucho de la realidad. Por todo ello y para evitar confusiones quiero señalar lo siguiente:

1.- El equipo de gobierno PSOE-CAMBIAR, tiene en esta materia coincidencias y diferencias y este tema no forma parte del acuerdo de gobernabilidad. De entre las coincidencias hay dos muy claras e importantes; que la ubicación no es la correcta por su cercanía a la ciudad y que el Ayuntamiento no puede ir contra sus propios actos aun cuando estos hubieran sido ejercidos por el gobierno anterior, un gobierno que consideró de interés publico instalar la central en ese lugar. Ir contra nuestros actos podría derivar en posibles peticiones de daños y perjuicios por el promotor, pudiendo ocasionar un importante perjuicio económico al Ayuntamiento. Sin duda también hay diferencias más o menos importantes en relación a lo que puede suponer el modelo de central de biomasa y a posibles afecciones que la central pudiera ocasionar.

2.- Dicho esto y sabido que no podemos ir contra nuestros actos, hay además de coincidencias y diferencias, una importante cuestión legal. El Ayuntamiento de Monzón no es competente en el trámite de la Autorización Ambiental, por lo que hoy debemos, dentro de las posibilidades que nos da la normativa, exigir al Gobierno de Aragón que se adopten las máximas garantías para evitar perjuicios varios como los de la salud, el tráfico y el deterioro medioambiental, especialmente en lo que se refiere a la calidad del aire. Por todo ello, desde medio ambiente del Ayuntamiento de Monzón, tal y como señalé en la rueda de prensa, hemos enviado al Gobierno de Aragón diferentes objeciones para que revisen de oficio su Autorización Ambiental Integrada. En resumen son las siguientes:

• La central está muy cerca, a menos de 600 metros del casco urbano. A esa distancia no se podría colocar siquiera una granja de cerdos.

• La central genera un importante impacto paisajístico, que es más acuciante por su cercanía a la ciudad. (edificaciones de 47 m y torre de 60 m).

• No se contrasta en el proyecto de donde van a salir las inexistentes 7000-8000 hectáreas entre eucalipto (problemas acidificación de suelos) y chopo (problemas de pelusas).

• Elevado tránsito de camiones (11-13 a la hora como media) aunque en épocas de cosecha serían muchos más.

• No queda resuelto las prescripciones de carreteras para soportar semejante tráfico de camiones, ni por el casco urbano, ni en zonas de acceso a la central desde la carretera de Fonz.

• Los parámetros de dispersión de contaminantes presentado por el promotor obvia afecciones de partículas PM 2,5 cuyos parámetros son ya elevados como consecuencia de otras actividades. Lo mismo puede decirse del ozono, de la presencia de compuestos de carbono o de Hidrocarburos Aromáticos Policíclicos (benzopireno), relacionados con el cáncer.

• Deben adoptarse medidas de control del ruido tanto en planta como en trasiego, así como cuantificar las emisiones difusas (descarga, trayectos de materia por camiones, acopios...)

• No concretan la colocación de filtros de mangas (dice que es una opción) cuya tecnología es esencial para ajustar valores de emisión de partículas al aire.

• Debe tenerse en cuenta la existencia de dos depósitos de gas de 200 m3 a los efectos de seguridad y prevención de incendios.

3.- El equipo de gobierno en general y la concejalía de medio ambiente en particular, ha facilitado todo tipo de información a quien nos lo ha pedido, colaborando especialmente con Ecologistas en Acción al objeto de facilitar la posibilidad de presentación de alegaciones al proyecto.

Finalmente, creo oportuno señalar que tanto Cambiar Monzón como Izquierda Unida, llevarán a las Cortes de Aragón cuantas iniciativas estén en su mano para paralizar un proyecto cuya ubicación, alejada de la ciudad, hubiera reducido de manera más que notable las afecciones de todo tipo a la ciudad. La empresa defendió su interés particular por una zona concreta (cerca de servicios públicos y de una subestación eléctrica) y nuestro anterior equipo de gobierno no vio nada más allá de la posible inversión a corto plazo y la creación de unos puestos de trabajo, algo que siendo muy importante, no seré quien lo niegue, no deben justificarlo todo. Esperamos firmemente que este proyecto, tal y como está concebido no vea la luz, pero si la ve, también haremos lo imposible para que dentro de nuestras limitadas competencias, las exigencias al promotor sean las máximas para garantizar las menores afecciones a nuestra ciudad y a nuestro medio natural.

Comentarios