Huesca y Soria buscan sinergias para aprovechar sus potencialidades

El alcalde y el Presidente de la Diputación Provincial de Soria visitaban este martes Huesca, invitados por el alcalde oscense, Luis Felipe. Entre los objetivos de este encuentro, compartir experiencias, soluciones y entusiasmo en tratar de conseguir que se corrijan los problemas que tienen ambas ciudades y provincias, al igual que ocurre con Teruel o Cuenca. La despoblación, el envejecimiento o la falta de industrias son problemas de la España interior, pero por contra, hay una gran actividad cultural, posibilidades turísticas, productos y recursos. En el horizonte, la necesidad de conseguir que los Fondos europeos de cohesión sean equilibrados.

El alcalde de Huesca, Luis Felipe, recordaba que el espacio de trabajo de ambas ciudades y provincias es fundamentalmente Europa. Son dos ciudades con un alto porcentaje de empleos relacionados con el sector servicios, pero con grandes potencialidades, como la gastronomía, el turismo o la agenda cultural y festiva.

Por su parte, el alcalde de Soria, Carlos Martínez recordaba la importancia de tener recursos económicos para dar cobertura social a los habitantes, luchando contra la Ley de Régimen Local que erradicará esa cobertura. También considera que hay que generar sinergias en sectores como el comercio o el turístico, consiguiendo que éstas no sean ciudades sólo de paso.

El reto pendiente es la industrialización. Martínez criticaba que las políticas transversales de los Fondos de Cohesión Territorial y Social hayan pasado de largo por estas provincias, llegando a ciudades y provincias con mayor peso poblacional.

La vicepresidenta de la Diputación Provincial de Huesca, Elisa Sancho, cree importante este intercambio de ideas para ver cómo se da respuesta a los problemas comunes desde uno y otro lado. Hay despoblación, asegura, pero también otros buenos recursos, como la micología, la trufa, caza, el sector agroalimentario, o la montaña. Es el momento de copiar lo mejor, los unos de los otros.

Finalmente, el presidente de la Diputación Provincial de Soria, Luis Rey, coincidía en la necesidad de poner en común fortalezas y debilidades, para aprender a aprovechar unas y a evitar las otras. Frente a los 202 municipios de la provincia de Huesca, la de Soria tiene 183. La despoblación y el envejecimiento merecerían que hubiese un mayor equilibrio en los fondos de cohesión territorial.

Ambos alcaldes y presidentes de las Diputaciones consideran que el destino de los fondos europeos debe ser para corregir problemas como los de estas provincias.

Comentarios