La voluntad política es muy importante en la contratación pública de discapacitados

La administración pública debería poner voluntad en la contratación de personas con discapacidad y la elaboración de políticas sociales. Era una de las conclusiones que se extraían de la conferencia que CADIS organizaba en la DPH, con motivo de los actos del Día Internacional de las Personas con Discapacidad. El encargado de impartirla era José María Gimeno, Catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad de Zaragoza. El tema, los centros especiales de empleo, y la incorporación de cláusulas sociales en la contratación pública, tanto desde el punto de vista jurídico, como a través de experiencias que se están poniendo en marcha.

Otro de los asuntos que se trataban en la conferencia era la necesidad de la reserva de contratos para personas con discapacidad, o para centros de empleo especiales. Una situación que está amparada por el Derecho Europeo, y por el marco normativo actual español, por lo que es de obligado cumplimiento. En cuanto a los contratos, hay que evitar la deslocalización y la precariedad, y es muy importante la ejecución, para evitar problemas e invalidez de esos contratos, y que al final perjudique a la persona contratada.

Nunca se puede ir en contra de la política laboral del estado, y eso hay que tenerlo en cuenta cuando se redacte un contrato. Todo con el objetivo final de que haya menos discapacitados desempleados. El acto contaba con la presencia de Francisco Ratia, presidente de CADIS Huesca, Susana Blanes, responsable de Derechos Sociales de la DPH, concejales del Ayuntamiento de Huesca, Luis Arduña, Manuel Rodríguez, Gemma Allué, Gerardo Oliván o Iñigo Aramendi. Marta Peña, gerente de CADIS, era la encargada de dirigir el acto. El público asistente expuso sus dudas al conferenciante al finalizar su discurso.

Comentarios