Las empresas que implanten la Responsabilidad Social tendrán ventajas para contratar con la administración autonómica

El Gobierno de Aragón, a través del Instituto Aragonés de Fomento, junto con CREA, Cepyme Aragón, UGT y CCOO, ha puesto en marcha el Plan de Responsabilidad Social de Aragón, con el objetivo de que las empresas y los autónomos aragoneses conozcan e incorporen la Responsabilidad Social como una línea de actuación estratégica.

Audio sin título

Esta es la primera plasmación de la Declaración Institucional que Ejecutivo y agentes sociales suscribieron el pasado mes de septiembre y que contemplaba como objetivos generales crear empleo estable, determinar los sectores estratégicos hacia los que orientar el nuevo modelo productivo, instrumentar las políticas activas de empleo y apoyar nuevos proyectos.

La incorporación de nuevos hábitos como la sostenibilidad, la conciliación laboral y familiar, igualdad o la calidad, entre otros valores, ofrecerá ventajas a la hora de competir en las contrataciones públicas, tal como ha avanzado el Presidente de Aragón, Javier Lambán.

La intención es que autónomos y empresas ofrezcan su enfoque estratégico sobre las políticas, productos, servicios y acciones que generan un impacto social más sostenible y relevante.

Además, se ha comprometido a que el Gobierno de Aragón premiará, y no solo honoríficamente, a empresas que integren los valores contenidos en la Responsabilidad Social, sino a través de primar en la contratación pública a aquellas compañías que incorporen estos hábitos. No obstante, ha precisado que la actual legislación es mejorable en este sentido y que el Gobierno de Aragón la revisará para poder desarrollar este compromiso.

El Plan de Responsabilidad Social está dirigido a todas las empresas de Aragón, de cualquier tamaño y sector y sea cual sea su nivel de desarrollo en el ejercicio de su Responsabilidad Social Empresarial. Esta propuesta contribuye además a aportar un valor añadido, un marchamo de calidad empresarial

Comentarios