El Huesca golpea primero en Copa contra el Villarreal (3-2)

sd huesca villarreal

La SD Huesca lograba una prestigiosa victoria ante el Villarreal en la ida de los dieciseisavos de la Copa del Rey. 3-2, en un vibrante partido, con un Huesca muy bien plantado desde el minuto 1 al 94. En el 2 llegaba el primero, obra de Luis Fernández, resultado con el que se iban al descanso. Empataba Nahuel de centro-chut en el 51, adelantaba Fran Mérida de penalti en el 53 a los azulgranas, igualaba Bakambu en el 57, y Machis hacía justicia con el tercero en el 74. Ahora toca pensar en el Mirandés, domingo en el Alcoraz a las 17 horas, pero alegría en la afición y en la plantilla azulgrana, tras una semana de cambio de entrenador.

Debut de Anquela en su segunda etapa como entrenador del Huesca con victoria. Por sanción fue Juan Carretero el que daba las órdenes desde la banda. Un once con muchos titulares, donde la principal novedad fue el descanso que le daba a Morillas. Luis Fernández hacía el primero en el minuto 2, tras controlar un balón de saque de falta, y alojarlo en la escuadra de Barbosa. Primera parte intensa y bien jugada por el Huesca. El Villarreal buscaba su opción con tiros lejanos que se iban fuera. Machis tuvo dos ocasiones para aumentar la ventaja, pero una se fue fuera, y otra la despejó un defensa. Luis Fernández de falta también estuvo a punto de repetir, paró Barbosa, y el 1-0 se mantuvo al descanso.

El equipo amarillo también sacó bastantes jugones, como los Samus. Nahuel marcaba el empate en el 51, con un centro-chut que se colaba por la escuadra. Un minuto después, Tyronne realizaba una gran jugada personal, era derribado en el área, penalti, que transformaba Fran Mérida. En el 57 Bakambu se plantaba solo ante Whalley, tras un buen taconazo de Triguero y empataba a dos. Entraba Bambock por Tyornne, y Marcelino García Toral ponía en el campo a Bruno y Soldado. Barbosa y Wahlley intercambiaron paradas, y algún error, por parte del guardameta visitante, hasta que en el 74, Camacho cuelga una falta, toca Íñigo y derechazo de Machis para hacer el definitivo 3-2.

Entró Morillas por Camacho, probando el murciano como interior. Gritos de olé en la afición azulgrana, y gran victoria, que no empañó la roja directa en el 92 a Cristian por una dura entrada en medio campo. Todo abierto para la vuelta dentro de quince días en el Madrigal, con ligera ventaja azulgrana y un sueño de poder seguir adelante en la Copa del Rey.

Comentarios