Los grupos municipales apuestan por la rehabilitación, y no creen necesario nuevas construcciones de vivienda

Los grupos municipales del Ayuntamiento de Huesca apuestan por la rehabilitación, y el uso de viviendas vacías en Huesca para solucionar el problema inmobiliario. La construcción de nuevas casas en la capital oscense ya no tiene sentido. En el año 2011 había un 27% de viviendas vacías, es decir más de 5.000. El desbloqueo y uso de solares como San Félix y San Voto, Luces de Bohemia, o Harineras, serían otras de las claves para desbloquear la situación en Huesca. También la ayuda de vivienda social para las personas que sufren los desahucios.

Teresa Sas, del PSOE, considera que hay que avanzar como ciudad sostenible. No hay que realizar inversiones en nuevas viviendas, sino impulsar zonas ya consolidadas. Uso de solares y edificios de la zona centro, e impulsar las posibilidades comerciales del casco histórico.

José Miguel Veintemilla, del PP, cree que el proceso expansivo de los últimos años se debe enfocar hacia el casco. Destacaba que el proceso de peatonalización busca reforzar el centro, y hacerlo un lugar atractivo para vivir. La inversión pública y privada del sector inmobiliario se debe centrar en esa zona.

Pilar Novales, de Cambiar Huesca, cree que nuevas expansiones no tienen futuro ni sentido. Desarrollar solares interiores, que los edificios no queden en ruinas, por lo que apuesta por la rehabilitación, y que las viviendas sean accesibles para las personas.

Fernando Justes, de Aragón Sí Puede, cree que no es necesario construir más vivienda. Están preparando un censo de vivienda vacía, y hay que apostar por el acceso social a un hogar, para poder dar una alternativa a los desahucios. Cree que servicios como la Oficina de Mediación Hipotecaria no ha respondido.

José Luis Cadena, de Ciudadanos, cree que el sector inmobiliario creció de una manera que la ciudad de Huesca no pudo absorber. Llegó un momento que la vivienda usada valía más que la libre, y que la más cara era la de protección oficial. No hay demanda para nuevas construcciones, hay que apostar por la rehabilitación, y por impulsar las zonas despobladas.

Comentarios