Las estaciones que estos días están abiertas esperan contar con una buena afluencia de esquiadores

Formigal

Los centros invernales del Pirineo Aragonés que estos días están en funcionamiento se muestran optimistas de cara a este puente de la Constitución e Inmaculada , ya que se espera una gran afluencia de esquiadores. Para este puente van a estar abiertas, Astún en el valle del Aragón, el dominio esquiable de Formigal Panticosa en el valle de Tena y Cerler en la Ribagorza. Candanchú ha retrasado su apertura en espera de la llega de nuevas nevadas

En total van a ofertar 95 kilómetros de zona esquiable con nieve de calidad polvo dura y espesores que oscilan entre 20 y 40 centímetros. En cuanto a los espacios nórdicos en funcionamiento está Llanos del Hospital en Benasque

Desde la estación de Astún su responsable comercial, Andrés Pita ha señalado que para las fechas en las que nos encontramos la estación está en muy buenas condiciones, ya que se puede esquiar por todas las zonas del centro invernal

Desde el valle de Tena, Pascual Pérez, responsable de montaña del dominio esquiable, Formigal Panticosa, ha manifestado que de cara a este fin de semana han abierto nuevas zonas, para poder completar prácticamente 50 kilómetros esquiables.

Las nevadas de la tercera semana del mes de noviembre han hecho que las estaciones pueden abrir este puente, aunque en algunas zonas como Candanchú debido a las a la lluvia y las altas temperaturas no han podido abrir sus instalaciones.

Por otro lado la ocupación está siendo bastante irregular. En zonas como Jaca oscila entre el 80 y el 50%. A pie de pista depende de las zonas que están abiertas.

A esto hay que añadir la segunda residencia en municipios como Jaca, Villanúa, Castiello, Canfranc, Biescas, Sallent o Benasque, que contarán con una gran ocupación

Comentarios