“Yesa+no” denuncia objetivos políticos en la información dada por CHE sobre movimientos de la ladera

Recientemente la CHE explicaba en una nota de prensa que no han detectado movimientos significativos en la ladera de la presa de Yesa. La asociación “Yesa+no” rebate esa información y la achaca a “objetivos políticos y no técnicos”. Denuncia intención de ocultar la verdad al aportar datos de un periodo anterior. Siguen convencidos de la peligrosidad de continuar con el recrecimiento de Yesa y por ello convocan una manifestación para el próximo 2 de enero en Sangüesa para pedir la paralización de las obras y moratoria de los procedimientos relacionados con el proyecto.

“Yesa+no” explica que los datos en los que se basa la CHE para decir que no hay movimientos significativos en la ladera son del periodo “noviembre 2014 a mayo 2015”. Datos que, añade, están reflejados en un informe fechado en junio, pero no ve la luz hasta noviembre 2015, justo días antes de la 1ª reunión en 14 años de la Junta de obras del proyecto de recrecimiento. Los datos del periodo “mayo 2015 a noviembre 2015” aún no se han presentado, “pese a que los datos obran ya, obviamente, en manos de la Confederación”. Estos no verán la luz hasta dentro de unas semanas (según sus propias palabras), previsiblemente hasta después de la elecciones generales.

Por ello, la asociación se reafirma en su denuncia de “manejo de información” por parte de la CHE. A su juicio “buscan sortear el debate técnico y terminar una obra basándose en una política de hechos consumados, avanzando las obras al máximo posible, independientemente de la inconveniencia de hacerlo así.”

Además recuerdan que el presupuesto de la obra aumenta, según los PGE 2016, hasta los 408 millones €, casi cuadruplica el presupuesto inicial. Aseguran que es la obra hidráulica española con mayor desvío presupuestario.

Comentarios