Atención Primaria, salud mental y tecnología, pilares del presupuesto de Sanidad

El proyecto de presupuesto para el Departamento de Sanidad para 2016 refleja una subida global del 12,52% hasta los 1.800 millones de euros. La atención primaria, la salud mental, la salud pública y la renovación tecnológica de equipos serán cuatro de los pilares básicos de un presupuesto “realista y suficiente”, ha señalado el consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, durante la presentación de las cuentas sanitarias en las Cortes de Aragón.

El mayor crecimiento porcentual se da en la Dirección General de Salud Pública, que pasa de 26 millones en 2015 a más de 30 para 2016. En esta área, destaca el crecimiento de la partida para vacunaciones, con un monto global de 6 millones de euros. Este incremento se debe fundamentalmente a la inclusión en el calendario de vacunación infantil de las vacunas contra el neumococo y la varicela. Además, se incrementan un 65% la dotación para los programas de salud, que pasan a tener 116.000 euros, y un 60% la partida destinada a drogodependencias, que contará con 80.000 euros.

La Dirección General de Asistencia Sanitaria contará con un presupuesto global de 1.725 millones de euros, un 12,74% más que en el ejercicio anterior. La mayor parte de esta cuantía se destina a las transferencias que se realizan a los organismos autónomos, de modo que la dirección, excluidas estas transferencias, dispondrá de 54,7 millones de euros.

Entre las partidas más destacadas, 5 millones de euros irán destinados a los conciertos para ayudar a solventar las demoras quirúrgicas (un 48% más que en el 2015) y 15,1 millones de euros para diferentes convenios de asistencia sanitaria, partida que experimenta una subida de casi el 6%.

La mayor transferencia va destinada al Servicio Aragonés de Salud, que contará con un 14.27% más que en el 2015, hasta los 1.681 millones. Uno de los principales objetivos en este área será potenciar la atención primaria y especialmente la atención a pacientes crónicos y dependientes, para lo que se pretende implantar un nuevo modelo de gestión de la demanda liderado por Enfermería, adecuar las infraestructuras y medios técnicos para el diagnóstico y tratamiento favoreciendo las interconsultas no presenciales, mejorar las sustituciones y adecuar plantillas en los centros con mayor demanda y en periodos de aumento de la frecuentación, ofrecer complementos a los coordinadores de los equipos para facilitar su tarea directiva, impulsar la planificación familiar y ofertar oposiciones para médicos y enfermeras.

En cuanto a la atención al paciente crónico y pluripatológico, se va a reconocer el papel fundamental del equipo de Atención Primaria en el seguimiento habitual de este tipo de pacientes, a implantar el modelo de “Gestor de Casos” en el personal de enfermería potenciando la gestión proactiva de estos pacientes, especialmente en las transiciones hospital-domicilio, y desarrollar modelos protocolizados para la transición desde el ámbito sanitario al social para aquellos pacientes que lo precisen.

En el capítulo de inversiones, se destinan 3 millones de euros al inicio de las obras en el Hospital de Alcañiz y 346.000 euros para el futuro Hospital de Teruel. Esta última cifra se corresponde con la tramitación del proyecto.

También se contemplan partidas para finalizar las obras de los centros de salud de Mosqueruela (309.168 euros) e Illueca (1,7 millones de euros), y para licitar el proyecto de rehabilitación de los pabellones San Juan y Dronda (100.000 euros), en el Centro de Rehabilitación Mental Nuestra Señora del Pilar. Además, se contemplan 2,26 millones para abordar el mantenimiento y las necesidades puntuales que se produzcan en los centros de atención primaria y atención especializada o para iniciar proyectos de aquellos centros que una vez realizado el plan de infraestructuras, resulten más prioritarios.

Por otro lado, se incrementa en un 253% la cuantía destinada al plan de alta tecnología, que está dotado con 8,5 millones de euros para el próximo año. Se van a adquirir dos aceleradores y un PEC-TAC. Además, se contempla incorporar más ecógrafos y mamógrafos (entre otras cosas para reponer este servicio en el Centro de Especialidades Pablo Remacha) y reponer aparatos de radiología convencional, así como una resonancia.

En cuanto a la salud mental, se persigue dignificar a estos pacientes, prestarles una atención sensible y especializada, con más y mejores recursos. La partida para ello es de 9,5 millones de euros, un 10% más que en 2015.

La Dirección General de Derechos y Garantías de los Usuarios cuenta con un presupuesto de 2.800.000 euros. En parte se destinarán a mejorara la gestión de la tarjeta sanitaria y el servicio Salud Informa (se incrementa en 90.000 euros), y a la convocatoria de subvenciones a entidades sociales sin ánimo de lucro.

En cuanto a los otros dos organismos autónomos que, junto con el Salud, tiene el Departamento de Sanidad, el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud contará con 12,2 millones de euros mientras que el Banco de Sangre y Tejidos de Aragón incrementa su presupuesto en casi un 12%, con un total de 9,9 millones de euros. En el caso de este organismo, su presupuesto procede íntegramente de ingresos propios.

Con este presupuesto, ha concluido Celaya, “buscamos dar protagonismo a la prevención y promoción de la salud, potenciar la Atención Primaria, dotándola de recursos y responsabilidades, capacitar a pacientes, usuarios y cuidadores en la atención a su propia salud así como del paciente crónico pluripatológico, dignificar a los pacientes de Salud Mental, apostando por su rehabilitación y reinserción, y enmarcar estas acciones en un contexto de inversión tecnológica, de avance y de progreso”.

Comentarios