Unidad Popular propone un plan de medidas para la educación rural

Parte de la candidatura de Unidad Popular, encabezada por Alberto Romeo, Trini Rincón, Jara Lascorz e Ingrid Lana, han participado en un acto sobre “la enseñanza en Aragón” celebrado este viernes en Sariñena. El acto tenía como objetivo exponer las propuestas de Unidad Popular en el ámbito de la enseñanza rural.

La candidata al Senado por Unidad Popular, Jara Lascoz, ha señalado que “Unidad Popular apuesta por la elaboración de una Ley Aragonesa de Educación, que tenga en cuenta las especificidades de nuestro medio rural para que, en la política educativa, se aplique el principio básico de la igualdad de oportunidades”.

Esta Ley debe de contener un plan específico para la educación en el medio rural, que la dote de los recursos necesarios para subsanar las carencias actuales. El plan debe contemplar, además de criterios concretos sobre planificación educativa, un mapa escolar que desarrolle la oferta formativa de las enseñanzas obligatorias y post-obligatorias, el número mínimo de alumnos por aula (ratios), las plantillas de profesorado, el desarrollo y aplicación de programas educativos, la formación del profesorado, y un programa urgente de inversiones y construcciones que dote a los centros educativos del medio rural de espacios y recursos, por encima de la normativa general, definiendo unos requisitos mínimos de calidad específicos según los siguientes criterios:

Completar la red pública 0-3 años en las comarcas para que ningún niño se quede sin plaza.

Garantizar en todas las comarcas el 2º ciclo de la educación infantil y las enseñanzas obligatorias con unas ratios sensiblemente más bajas que en los centros urbanos.

Garantizar toda la oferta de optativas que contempla la LOE en 4º de ESO aunque las ratios sean bajas.

Garantizar en la gran mayoría de comarcas la oferta de todas las modalidades del bachillerato.

Ofertar ciclos formativos adecuados a las necesidades sociales y empresariales de las distintas comarcas.

Garantizar que todos los centros tengan un nivel de infraestructuras, aulas, laboratorios, comedores, TIC, etc. equiparables al de los centros urbanos.

Garantizar una disminución adicional, proporcional al número de alumnos en el aula con necesidad específica de apoyo educativo.

Garantizar el transporte escolar gratuito, tanto obligatorio como post-obligatorio, las actividades extraescolares y la apertura de centros fuera del horario escolar.

Incorporar medidas activas e incentivadoras para lograr una mayor estabilidad e implicación del profesorado como mejorar su valoración de méritos y otros aspectos profesionales, facilitar el acceso a la vivienda en los municipios y mejorar las retribuciones.

Establecer programas de uso integral de los recursos municipales: bibliotecas, centros deportivos, etc.

Apoyar el trabajo escolar con el envío temporal de materiales que “viajen” de un centro a otro.

En definitiva, estas medidas deben ser garantizadas a través de la intervención de los poderes públicos, asegurando unos niveles de calidad similares en todo el territorio de Aragón y estableciendo medidas de discriminación positiva con los centros de la escuela rural.

“Es un problema en los centros rurales, la escasez de materiales, libros especializados, exposiciones, vídeos, etc. Una forma de solucionarlo es crear una especie de biblioteca itinerante de recursos, para utilizar en todos los sitios, especialmente en los colegios unipersonales muy aislados. Es una idea que ha dado muy buenos resultados en sitios como Castilla y León”, concluía Trini Rincón, candidata al Congreso.

Comentarios