La DPH pone en marcha el Plan de Vialidad Invernal que cubre 1.600 kilómetros de carreteras

quitanieves invierno aislados

El Plan de Vialidad Invernal que cada año pone en marcha la Diputación de Huesca llega a 1.600 kilómetros de carreteras de titularidad provincial y local para garantizar, en primer lugar, la seguridad en los desplazamientos en cerca de 650 poblaciones cuyo único acceso se realiza a través de la red local y provincial. La partida presupuestaria que la DPH destina a esta campaña 2015-2016 supera los 650.000 euros y presta servicio a 300 núcleos de población.

Ideado para llegar hasta el último rincón habitado de la provincia, el dispositivo se activa de forma automática cuando llegan las primeras nieves y a partir de ahí, como explica Armando Borraz, son las comarcas y los Parques de Protección Civil los que se encargan de actuar en la limpieza de las carreteras, en la prevención de la producción de hielo extendiendo fundentes cuando sea necesario, y también en la señalización adecuada que garantice unos desplazamientos por carretera seguros en todo el territorio. En términos de población, el Alto Aragón tiene alrededor de 10.000 personas viviendo en 92 núcleos ubicados entre los 800 y los 1.700 metros de altitud.

Del total de la inversión de la DPH para el operativo en vialidad invernal, 252.000 euros van destinados a dotar de nuevo equipamiento a comarcas y ayuntamientos para que, en una actuación conjunta con los Parques de Protección Civil la seguridad en carreteras con condiciones climatológicas adversas esté garantizada.

En detalles, con esta disponibilidad presupuestaria algunas comarcas han adquirido nuevas cuñas quitanieves, como es el caso de La Jacetania, o cuchillas de repuesto en La Ribagorza. También Huesca contará con un nuevo vehículo pick up, la Comarca de Sobrarbe equipará un tractor con esparcidor de sal y cuchilla quitanieves o en el Bajo Cinca se sustituirán las ruedas y las válvulas en ejes de los vehículos quitanieves. Otros materiales como barreras de seguridad, emisoras para los vehículos o silos para almacenar fundentes que se adquirirán también son necesarios para normalizar la vida de los vecinos de estas zonas.

Comentarios