Más de 300 personas acuden al Belén Montañero de Aragón en Barbastro

Belén montañero

Los distintos clubes aragoneses de montaña participaban este domingo a la convocatoria del Belén Montañero Regional en la ciudad del Vero. Se realizaba una andada desde la localidad hasta el emblemático Monasterio de El Pueyo, donde además se oficiaba una Eucaristía oficiada por el obispo de Barbastro- Monzón, Ángel Pérez. Un halo de niebla envolvía a los excursionistas, satisfechos ante todo por la emotiva reunión que supone esta tradición montañera.

Los presidentes de la Federación Aragonesa de Montaña y de Montañeros de Aragón de Barbastro, Luis Masgrau y José Masgrau, respectivamente, indicaban que esta es una tradición muy emotiva porque implica la unidad de todos los aficionados en las fechas navideñas; en esta ocasión, más de 300 personas compartían esta andada.

El Obispo de la Diócesis de Barbastro- Monzón, Ángel Pérez, destacaba en la Eucaristía que se siente uno más de los montañeros porque sus valores merecen el máximo de los respetos; el saludo cuando se cruzan en los caminos, el ánimo de cooperación y la voluntad siempre de ser cada vez mejores son solo algunos de los ejemplos.

Entre los participantes, había algunos que llevan asistiendo a esta tradición del Belén Montañero Regional durante más de 50 años. Era el caso de José Ignacio Larraz, quien se mostraba satisfecho de comprobar que este tipo de encuentros siguen en pie y gozan de una muy buena salud, siendo que el formato del Belén y su instalación ha variado mucho a lo largo de las décadas.

En el recorrido hacia el Monasterio de El Pueyo se recorría buena parte de la ciudad del Vero, sobre todo sus calles principales, lo cual era del agrado de los visitantes de otras ciudades aragonesas. Para el retorno a Barbastro tras la instalación y la eucaristía, había autobuses que dirigían a los participantes hasta el recinto ferial de la ciudad del Vero donde tenía lugar una comida de hermandad entre todos los montañeros.

Comentarios