Sabores de Albelda, verdadera cultura gastronómica popular

Sabores de Albelda

Más de doscientas personas se congregaban para comprobar el resultado de un proceso donde las gentes de Albelda han abierto sus casas y han puesto al servicio sus cocinas para dejar constancia de la gastronomía autóctona en una publicación que saca a la luz todas y cada una de las recetas propias de esta zona de La Litera, editada por el Ayuntamiento de Albelda en colaboración con la Diputación Provincial de Huesca.

A lo largo de las cerca de 400 páginas, se pueden encontrar recetas como las de la olla barreada, a base de productos como las judías y las patatas, los caracoles a la llauna, la gallina en pepitoria, salsas como el all i oli, realizada con aceite, ajo y huevo, o postres como panadons, panillets, roscón o turrón. En Semana Santa elaboraban el bacalao con cardo, en la época estival la sanfaina con los productos del huerto, en los meses de invierno con la matanza del cerdo las casas se proveían de productos para todo. Esto es algo de lo que se puede encontrar ilustrado con una serie de fotografías de Eugenio Monesma y con el diseño e impresión de Graficas Barbastro.

Algunos de los platos, guisos y postres se podían degustar en cientos de pequeñas delicias durante un tastet -palabra autóctona de esta zona del Alto Aragón- que fue preparado por las propias autoras de las recetas y los miembros de la Peña Lo Magré.

El presidente de la DPH, Miguel Gracia, y la alcaldesa del Albelda, María Angeles Roca, entregaban los primeros ejemplares a esas cerca de setenta personas que desvelan cómo se elaboran los platos, los ingredientes necesarios, pero también la estrecha relación con la población y su historia, la que ha pasado de generación en generación. Lo hacían junto al presidente de la Comarca de la Litera, Josep Antón Chauvell, en un acto en el que también estuvieron alcaldes de municipios vecinos, el presidente de la Comisión de Cultura de la DPH, Francisco Mateo, y el de la Peña Lo Magré, Pedro García, colectivo que también ha tenido un papel importante en este proyecto. Todos coincidían en calificarlo como “el legado gastronómico” del municipio y de la comarca en su conjunto.

En Albelda, el Presidente de la Diputación Provincial de Huesca, aseguraba que “somos especialistas en crear alimentos” y hablaba de un sector agroalimentario “que hace visible los productos y el trabajo que se hace en nuestros pueblos”. Miguel Gracia ve en este ámbito una de las fórmulas para asentar población y economía, especialmente en el medio rural.

Gracia volvía a recordar que la Diputación trabaja en un nuevo congreso gastronómico y también en la celebración de Trufa-te, la degustación popular de trufa, que este año tendrá lugar el 27 de febrero en Binéfar.

Sabores de Albelda -como se titula el libro- es para la alcaldesa, María Ángeles Roca, un proyecto muy especial que afirma “quedará para las siguientes generaciones cuando ya no estén nuestros padres” y anima no solo a leerlo sino también a utilizarlo. A esa idea, se sumaban también el periodista José María Lorente, y Ester Sabaté, técnico de cultura del Ayuntamiento y coordinadora de la obra.

El periodista Javier Gironella, muy unido a esta población, también aportó durante el acto esos ingredientes que han sido necesarios para editar la obra.

Comentarios