Los precios aumentaron en noviembre un 0,4% en Aragón. La tasa anual sigue negativa

pollo carnicería alimentación comida precios

Según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística, en noviembre de 2015 los precios aumentaron en Aragón cuatro décimas respecto al mes de octubre, debido fundamentalmente a la continuación de la nueva temporada de invierno y al aumento de la tarifa eléctrica. Con ello, la tasa de inflación aragonesa se situó en el -0,4% anual, cinco décimas menos negativa que en el mes precedente, cuando fue del -0,9% anual. La tasa anual de inflación, en la provincia de Huesca, fue de -0,5%.

En el conjunto de España los precios aumentaron también cuatro décimas mensuales durante el mes de noviembre, mientras que en términos interanuales la tasa de inflación se situó en el -0,3%, cuatro décimas menos negativa que en octubre.Por su parte, en la Eurozona la tasa anual de inflación en noviembre se mantuvo estable en el 0,1% anual. Con ello, el diferencial favorable se redujo sensiblemente, quedando en cinco décimas en el caso de Aragón y cuatro en el conjunto de España.

En comparación con el mes anterior, los precios en noviembre aumentaron en Aragón en cuatro grupos de consumo, permanecieron estables en otros cuatro y disminuyeron en los cuatro restantes. La mayor alza de precios se produjo en vestido y calzado (4,6% mensual), continuando con la nueva temporada de moda de otoño-invierno. A gran distancia, subieron los precios de vivienda (0,6% mensual), debido a la elevación de la tarifa de la electricidad. De forma más moderada, subieron dos décimas mensuales los precios de transporte y una décima mensual los de menaje.

No se produjo variación mensual alguna en los precios de bebidas alcohólicas y tabaco, medicina, comunicaciones y otros bienes y servicios. Por último, en noviembre disminuyeron una décima mensual los precios de alimentos y bebidas no alcohólicas y los de enseñanza, mientras que en hoteles, cafés y restaurantes la caída fue de cinco décimas mensuales y algo más pronunciada, de siete décimas, en el caso de ocio y cultura.

Por provincias aragonesas, la tasa anual de inflación en noviembre de 2015 fue del -0,5% en Huesca y del -0,4% en Teruel y Zaragoza.

Respecto al mes de noviembre del año anterior, las tasas anuales de inflación eran positivas en nueve de los doce grupos de consumo, aunque en todo caso moderadas y por debajo del 2%. Ello continuaba mostrando una progresiva normalización de la inflación, acorde con el perfil expansivo de la actividad económica, toda vez que sigue siendo la energía la responsable del signo negativo de la tasa general.

De mayor a menor tasa de inflación, el listado en Aragón venía liderado en noviembre por el grupo de consumo de otros bienes y servicios (1,8% anual). A continuación se situaba alimentos y bebidas no alcohólicas (1,5% anual), seguido de cerca por hoteles, cafés y restaurantes (1,4% anual).

En cuarto lugar aparecía bebidas alcohólicas y tabaco (1,2% anual), y tras él se situaba la enseñanza (1,1% anual). Dos grupos de consumo presentaban en noviembre una tasa de inflación del 0,6% anual: vestido y calzado y comunicaciones, mientras que en menaje era del 0,5% anual y en medicina del 0,3% anual.

La tasa anual de inflación en noviembre era nula en el grupo de consumo de ocio y cultura, y negativa en los dos casos restantes. Se trata de transporte (-4,4% anual) y vivienda (-3,9% anual), en ambos casos debido al comportamiento de los precios del petróleo, como viene sucediendo repetidamente a lo largo del último año.

La inflación subyacente, que es aquélla que excluye de su cálculo los elementos más volátiles (alimentos sin elaboración y productos energéticos), registraba en noviembre una tasa anual del 0,8% en Aragón, dos décimas inferior a la de España (1,0%). Por su parte, en el promedio de la UEM la tasa de inflación subyacente en noviembre era similar, del 0,9% anual.

El amplio diferencial existente entre la inflación general y la subyacente (1,2 puntos porcentuales en Aragón y 1,3 puntos en España) subraya el impacto que la caída de los precios internacionales del petróleo tiene sobre los precios interiores. Por otra parte, la suave aceleración de la inflación subyacente desde los inicios de 2015 y su convergencia con la media de la eurozona es coherente con el progresivo fortalecimiento de la actividad económica en Aragón y España.

En la última reunión de política monetaria del Banco Central Europeo, celebrada el pasado día 3 de diciembre, el Consejo de Gobierno decidió mantener sin variación el tipo de referencia en el 0,05%. También se mantuvo la facilidad marginal de crédito en el 0,30%, pero se decidió disminuir diez puntos básicos la facilidad marginal de depósito, situándola en el -0,30%, con efectos desde el 9 de diciembre de 2015. Con ello se pretende desincentivar que las entidades financieras depositen liquidez en el BCE, de modo que dichas entidades tengan más estímulos para hacer circular el crédito.

Por otra parte, el Consejo de Gobierno decidió también extender en el tiempo el actual programa de compras de activos, desplazando su finalización inicialmente prevista en septiembre de 2016 hasta el mes de marzo de 2017, o “más allá si es necesario”. También se ha ampliado la lista de activos elegibles, incluyendo ahora también deuda regional y local, bajo ciertos requisitos. Por último, el BCE revisaba ligeramente a la baja sus proyecciones de inflación para la UEM en 2016, esperando ahora un 1,0% anual frente al 1,1% anual anteriormente previsto.

Comentarios