La DGA explica su esfuerzo para ponerse al día con los pagos a centros educativos

Desde la Junta de Personal Docente no Universitario de Huesca, se ha dado a conocer los resultados de una encuesta enviada a los centros públicos de la provincia realizada a finales de noviembre en la que se preguntó por la situación económica en la que se encontraban los mismos, recogiendo así la preocupación manifestada por colegios e institutos sobre los ingresos pendientes de pago por la administración correspondientes al curso 2014/15. Esta situación , se indica, persiste a día de hoy. La DGA ha informado que se estan poniendo en marcha todas las medidas para ponerse al corriente de pago tras la deuda que encontró del anterior gobierno.

En una nota se indica que el Departamento de Educación encontró con el cambio de Gobierno una deuda considerable con los centros educativos que se ha abordado tan rápido como ha sido posible. Desde el verano, se han ido abonando parte de los pagos pendientes. De hecho, el 27 de noviembre se pagaron más de 150.000 euros a los centros de Huesca capital y provincia en concepto de gastos de funcionamiento. Posteriormente, el día 9 de diciembre se hizo un nuevo pago en este caso a los Centros de Adultos de la provincia.

En todo caso, los centros recibirán, se apunta, en próximas fechas las cantidades restantes y, en concreto, este miércoles mismo el Departamento de Hacienda va a liberar nuevos pagos a centros educativos de toda la Comunidad en las etapas de Secundaria, Bachillerato, FP y Enseñanzas Artísticas.

Educación recuerda asimismo que ha hecho un especial esfuerzo en los presupuestos de 2016 para incrementar la dotación que reciben los centros aragoneses. En concreto, recibirán 6 millones más de euros, lo que supone un 41% más que en 2015.

La subida es general en todas las etapas, pero es más acusada en el caso de las Enseñanzas Artísticas que pasan de contar con 954.447 euros a 1.750.000, una diferencia de 795.553 euros que supone un 83% más.

Según la junta de personal no docente universitario, este retraso está produciendo situaciones difíciles de cara al normal funcionamiento de los centros: renovación de equipos informáticos, retrasos en las compras de material fungible, en el mantenimiento y mejoras de las instalaciones, dificultades para la realización de prácticas de laboratorio y talleres… y en general, por la inseguridad en los ingresos, los centros difieren los gastos.

De los treinta centros que han respondido a la encuesta realizada el 81,5% no han recibido los ingresos completos correspondientes al pasado curso 2014/15, concentrándose los retrasos en la enseñanza secundaria. La situación particular de cada centro es muy diversa, oscilando las cantidades recibidas entre el 90% y el 30% del total pendiente de pago.

Comentarios