2016 será un año decisivo para Ibercaja con el horizonte de su salida a bolsa

El presidente de Ibercaja, Amado Franco, y el consejero delegado de la entidad, Víctor Iglesias, han transmitido, en el Museo Goya Colección Ibercaja, sus mejores deseos para el 2016, en el transcurso de la Copa de Navidad ofrecida a los representantes de los medios de comunicación. En su discurso destacaban que el próximo será un año "intenso" en el que esperan que la recuperación "llegue a todos" , “que el futuro esta por ganar” y que la recuperación tiene signos positivos en la macro y que “ahora se tiene que notar en las familias”

Amado Franco destaco el pasado, presente y futuro de la entidad. Señalo que lo más principal es “crear empleo”. Destacaba también el relevo en la dirección de la entidad y los restos que estan por llegar.

El Consjero Delegado, que en enero cumplirá un año en su puesto, apuntaba tres lineas maestras. "La emisión para reforzar la estructura de capital del banco de 500 millones de euros en deuda subordinada, la venta de 700 millones de euros de préstamos inmobiliarios dudosos, cerca del 30%, y el crecimiento en actividad crediticia de casi un 50% sobre el año anterior, la mayor parte destinada a financiación a pymes". "El 2016 es un año decisivo para nosotros, con la salida a bolsa en el horizonte"

El 17 de junio de 1940 Ibercaja abrió su primera oficina en Huesca, en el Coso Alto número 3. 75 años después la Caja de Ahorros, ya convertida en Banco, sigue con el "orgullo de haber contribuido al desarrollo económico y social de la provincia" y con la promesa, como decía su presidente, Amado Franco, de seguir “pegada al territorio”.

Reto de futuro: salida a Bolsa

También se hablaba de “futuro próximo”, y como principal reto su consejero delegado destacaba la salida a bolsa del Banco, una realidad que “no es fácil” y a la que llegan con “responsabilidad y fortaleza”.

En conversación con Radio Huesca y Huesca TV al igual que el presidente, Victor Iglesias agradecía el compromiso con el proyecto de la Entidad a los empleados, y la confianza y apoyo recibidos a los clientes y a la sociedad oscense en general. También ha manifestado sentirse orgulloso por lo que “somos y lo que representamos. Quedan pocas regiones en España que cuenten con una entidad financiera de referencia, con arraigo al territorio y su sociedad civil y dispuesta a comprometerse e impulsar el desarrollo de la región a través de su actividad por encima de otros intereses”.

Comentarios