Martí: ‘El galardón me anima a seguir conociendo y difundiendo el patrimonio ribagorzano’

martí

Francisco Martí, catedrático de filosofía y licenciado en historia del arte, premio Esteban de Esmir de Fomento de la Cultura de Graus 2015, ofrecía una magistral clase de arte en las palabras que dirigía al público que le acompañaba en el teatro Salamero, este sábado, en el transcurso de la entrega del galardón, que concluía con el concierto de la cantautora Maria José Hernández. Marti aprovechaba la presencia de las autoridades locales para pedirles que se lo pongan fácil a quienes bucean en la historia y quienes tienen también un concepto cultural del turismo.

Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título

Se refería Martí a la importancia del patrimonio en una comarca como la Ribagorza, a la cual el entorno paisajístico hace única, recordando que fue condado, tuvo obispado y una entidad histórica más antigua que Aragón y Cataluña. De Graus explicaba que es, probablemente, el municipio español con más restos románicos pero que no acaba en esa época el patrimonio para repasar, a continuación, algunos de los elementos más destacados del renacimiento, gótico o época moderna como la basílica de la Peña, capillas, tablas y portadas, torreones o yeserías, sin perder de vista la comarca, con Roda de Isábena, las tallas de vírgenes románicas o las grandes iglesias.

No olvidaba Martí en su discurso a Esteban de Esmir, que decía merece ser recordado por ser amigo de Gracián y por ser rector de la Universidad de Lérida, la primera del reino de Aragón, y un amplio capítulo de agradecimientos desde la comisión de cultura, su mujer Carmina e hijos hasta los seguidores de su blog, quienes le acompañan en sus visitas guiadas o quienes le propusieron para el premio.

El acto, una edición más fue conducido por Jorge Mur, técnico de cultura del Ayuntamiento de Graus, que glosó la figura de Esteban de Esmir, primer mecenas conocido de Graus, y repasó algunos de los méritos del galardonado. Mur recordó que la comisión de cultura había atendido el sentir colectivo al tratarse de una candidatura firmada por más de 70 personas que reconocía, entre otras, la labor de Francisco Martí de promoción de la cultura y el conocimiento de las materias relacionadas con el arte, o su magisterio cercano y humanista.

Cerraba el acto la cantautora aragonesa Maria José Hernández.

Comentarios