César Trillo, presidente de Riegos del Altoaragón: 2015 un año de tránsito

César Trillo Guardia

Presidente de Riegos del Alto Aragón

Finalizamos el año 2015, un año lleno de elecciones, desde las que nos encontramos inmersos las estatales, hasta las que ya quedaron atrás, las autonómicas. Incluso en Riegos del Alto Aragón renovamos nuestra Junta de Gobierno allá por el mes de febrero. Como todos los años electorales el ritmo de trabajo se hace complejo, sin continuidad, con promesas que han de ser tomadas de forma prudente y finales de legislatura complicados.

Un año marcado en lo autonómico por un nuevo equipo, lleno de conocidos y conocedores del medio agrario, y también de nuevas propuesta que afectan a la forma de hacer las cosas que habrá que estudiar, reflexionar y encauzar. Un fin de año marcado por el proceso electoral estatal, donde por desgracia la agricultura ha tenido una baja presencia en el discurso de las distintas fuerzas políticas. Cuestión esta entendible por las múltiples prioridades impuestas por la crisis que afecta a nuestro país, pero que necesitará de un esfuerzo añadido para colocar de nuevo la agricultura y el regadío en el lugar que le corresponde en la economía.

En Riegos del Alto Aragón este año ha sido el año de avanzar en el embalse de Almudévar, menos de lo deseado, y menos también de lo inicialmente planteado. Cuando a principios de año clausuramos el 100 Aniversario de la Ley 7 de enero de 1915, cerrábamos el acto con la vista puesta en la inauguración de la obras de este embalse. Han discurrido los meses y el proyecto ha ido avanzando con paso lento, pero esperemos que seguro. Hace escasamente un mes finalizó la exposición pública de las expropiaciones del embalse, cuestión en la que Riegos del Alto Aragón ha manifestado su apoyo a los municipios en los que se emplazará la obra.

El informe emitido por la UE acerca del embalse de Biscarrués a mediados año, supuso la necesidad de volver a explicar su necesidad, de afinar los criterios y sobre todo de reafirmar la realidad de España y de Aragón en materia de obras hidráulicas. Mientras tanto y fruto del protocolo de colaboración firmado por Riegos del Alto Aragón con ACUAES (Aguas de las cuencas de España SA) se continúa con la redacción de proyecto que es financiada al 50% por ambas entidades.

El año 2015 también ha sido el año en el que dos problemas de índole medioambiental han obligado a adecuar la gestión de agua en Riegos del Alto Aragón. De un lado convivir con la amenaza de la contaminación por lindano en la cabecera del río Gállego, que ha obligado a una gestión escrupulosa para garantizar en todo momento la calidad del agua. Y por otro la necesidad de mitigar los efectos de la plaga de mejillón cebra que durante este año se ha asentado definitivamente en todos los abastecimientos que toman agua del canal de Monegros. Dos cuestiones sobrevenidas pero que afectan muy directamente al regadío y que necesitan de un esfuerzo añadido.

En definitiva un año de transito que necesitará a principios de año de una importante agilidad política para evitar demoras en la puesta en funcionamiento de la distintas políticas. Políticas en la que se necesita ver una apuesta conjunta de todas las administraciones por un finalizar la modernización de regadíos, por fijar un marco legal estable y que genere seguridad en torno a la compleja problemática energética que afecta a nuestro país y a todos los sectores de la economía y la sociedad, también por tomar medidas contundentes para eliminar la contaminación de la cabecera del río Gállego y por supuesto por finalizar las obras de regulación pendientes.

Como siempre en todas estas cuestiones Riegos del Alto Aragón pondrá encima de la mesa su disposición a trabajar, a escuchar la propuestas que tengan que venir y sobre todo a buscar aquellas soluciones que más favorezcan al regadío al que representa.

Comentarios