El año en que empezó a mejorar la economía

Los doce meses que dejamos atrás han supuesto, tal vez, el último año de la gran crisis que hemos estado viviendo desde 2007-2008. Años que se han llevado por delante un importantísimo número de empleos, cierres de empresas, ERES, sectores como el de la construcción gravemente afectados, rebajas salariales... Desde hace unos meses, los expertos en cuestiones económicas hablan de un atisbo de recuperación, en todos los marcadores económicos: crecimiento del PIB de Aragón, incremento de la actividad en todos los sectores productivos, o aumento de la contratación. No obstante, el alto índice del paro en la provincia no deja todavía lugar al optimismo, cuestión que los sindicatos todavía rechazan de plano. No hay que olvidar que, según datos proporcionados por la propia CEOS, más del 40% de las pequeñas y medianas empresas siguen en pérdidas, y que un 75% de las empresas todavía tienen bases impositivas negativas, no han podido absorber las pérdidas que les generaron estos años pasados.

La provincia de Huesca cuenta todavía con 12.500 parados, casi un 14%. Desde CEOS-Cepyme Huesca siempre se afirma que aunque vaya bajando, la cifra es excesiva. Huesca, durante todo el año, se ha mantenido entre las 8 provincias de España con menor tasa de desempleo, un punto por debajo de Aragón y 7 puntos por debajo de España.

Los responsables empresariales consideran que para acabar con el paro hay que contar con las empresas, facilitarles la labor, hacerlas más competitivas, disminuyendo trabas administrativas, que las administraciones paguen en tiempo y forma disminuyendo la morosidad, limitar la economía sumergida o facilitar la financiación.

El presidente de CEOS-Cepyme Huesca, Carlos Bistuer, recordaba a lo largo del año dos factores que ayudarían enormemente a la economía de la provincia: conseguir, mediante el crecimiento, un mayor número de medianas empresas (el verdadero tractor de la economía), ya que el porcentaje de pequeña empresa en el Alto Aragón es altísimo, y lograr una apuesta firme por la formación, una asignatura todavía pendiente, sobre todo en algunos campos de actividad como las TIC.

Los sindicatos, CCOO y UGT, por su parte, han valorado a lo largo del año, negativamente, las cifras del paro, mes a mes. Creen que las empresas deben todavía hacer un esfuerzo para promover el empleo y la actividad empresarial. CEOS dice que el 77% de los contratos de la provincia es indefinido, que tres de cada cuatro trabajadores son fijos en su empresa, algo que es bueno para el desarrollo económico. Los representantes de los trabajadores señalan que muchos de esos contratos con precarios y con unas condiciones laborales malas.

En noviembre 2015, CEOS-CEPYME Huesca celebró el II Congreso Económico del Alto Aragón, con la presencia del presidente de la CEOE, Juan Rosell. A lo largo de dos días se habló en Huesca, por parte de importantes responsables de empresas aragonesas y de diferentes sectores empresariales, de la situación económica de la provincia, Aragón y España, con los atisbos de mejora que se van viendo. Además, se incidió en la importancia de los jóvenes en el mundo empresarial y en la Responsabilidad Social Corporativa. Ocho años después del primer Congreso, y tras haber pasado por los momentos más duros de la crisis, se consideró que era el momento de tomar el pulso a la situación y comprobar que está empezando a salir de ella, pero por un escenario muy diferente de aquel por el que se entró.

Carlos Bistuer asegura que, aunque cueste verlo así, 2015 ha sido un año tan bueno, que ha creado inercia económica para que 2016 pueda mantenerse, aunque no con sus ritmos de aceleración, pero sí en un buen tono. Añade que 2016 será el que marque todo lo que va a venir despues. Para ello, en todo caso, habrá que hacer cambios. Entre ellos, un nuevo Estatuto de los Trabajadores o una reforma de la Administración, además de evitar nuevos impuestos que, junto con la previsible subida de los tipos de interés o la recuperación del precio de las materias primas hacen pensar en un 2017, de nuevo complicado.

Comentarios