El año en el que Sanidad volvió a incluir a los sin papeles en la cobertura sanitaria

Hospital Jaca

El año 2015 ha estado marcado por el cambio de Gobierno y el giro, por tanto, al frente de la Consejería de Sanidad, que se ha separado de Servicios Sociales. El pasado verano el gobierno del PSOE puso en marcha la nueva regulación para extender la cobertura sanitaria universal, modificando así el Decreto del Gobierno nacional del PP. De esta manera había nueva orden que permitía a unas 10.000 personas en Aragón, en su mayoría extranjeros en situación irregular, acceder a una cobertura sanitaria pública en las mismas condiciones que los aragoneses, incluida la prestación farmacéutica ambulatoria.

Lo hacía con ciertas restricciones. Tres meses de empadronamiento, no tener ingresos superiores a 2,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), es decir, 15.975 euros anuales, y no poder exportar la asistencia sanitaria de su país de origen. Estos son los requisitos que establece el Departamento aragonés de Sanidad para que los inmigrantes irregulares obtengan acceso al sistema sanitario.

En estos casos, el inmigrante dispone de un documento acreditativo –no tarjeta sanitaria- que le garantiza el acceso al sistema, con las mismas condiciones que la población oriunda, durante un plazo de un año, renovable si acreditan las mismas condiciones. De todas formas, Aragón todavía depende del Real Decreto aprobado a nivel nacional.

CENTROS DE SALUD, HOSPITAL DE JACA, LA NO UNIFICACIÓN DE ÁREAS, LISTAS DE ESPERA…

2015 fue el año del enfrentamiento de proyectos en torno a la planificación de la atención primaria en la ciudad de Huesca. El PP se despedía cuando había prometido un nuevo centro de salud en el barrio de Los Olivos de Huesca. El nuevo consejero, Sebastián Celaya, ha cambiado de prioridades y aunque sin querer descartar nada, habla de la reforma del centro de salud de Santo Grial y de uno de nueva construcción en el Perpetuo Socorro antes del de Los Olivos.

El año 2015 también ha sido en el que se hacía efectiva la integración en el Salud de todos los centros que pertenecían al CASAR, entre ellos el Hospital de Jaca o el centro de Fraga. No ha significado la solución del problema que denuncian en la zona de la Jacetania ya que no se ha establecido una cartera de servicios clara y se volvían a provocar problemas como el de la falta de especialistas de ginecología.

Las listas de espera continúan siendo un quebradero de cabeza para el Departamento de Sanidad, que para 2016 ha vuelto a presupuestar 5 millones de euros para concertar intervenciones con clínicas privadas. Justo antes de las elecciones se reducía y volvía un pico al alza durante el verano que en estos momentos tiende a la baja.

Han sido algunos de los temas que han marcado la sanidad altoaragonesa en los últimos 12 meses, y que a buen seguro continuarán dando que hablar. …

Comentarios