El Año de la misericordia y Cáritas

EL AÑO DE LA MISERICORDIA Y CÁRITAS

CÁRITAS.----

El 19 de diciembre inició la Diócesis de Huesca el Año Jubilar de la Misericordia para proclamar y difundir la misericordia de Dios que se compadece y enternece de nuestra debilidad y miseria, de nuestra inclinación animal egoísta, de nuestras penurias y hasta de nuestras caídas reiteradas de las que nos perdona siempre. Esta misericordia divina ha de provocar en nosotros respuestas de misericordia para con los más débiles, con los que nos necesitan y hasta con los que nos ofenden, siendo misericordiosos como lo es nuestro Padre celestial. La misericordia no es sino una manifestación del amor que se hace especialmente sensible con el amado doliente y desgraciado, así como con el amado que nos agrede o injuria, por lo que corre a socorrer a aquel para que sea feliz, o soporta y perdona las ofensas de éste, lamentando que su iniquidad aumente su grado de perversión que lo aleja de Dios.

Una de las desgracias que la misericordia tiene más afán de remediar es la pobreza, porque al corregirla se restaura en lo posible la armonía e igualdad entre los hombres, vejada de continuo por la codicia humana que destruye la fraternidad y concordia que, según la voluntad de Dios, habrían de regir entre los hombres, para que todos pudieran disfrutar en paz y amor de los bienes de la tierra. La atención a los más necesitados exige hoy en día, sin embargo, unos planteamientos y unas estructuras que no pueden ser asumidas por un amor individual por grande que sea. La caridad no puede entenderse en la actualidad como un simple reparto indiscriminado de limosnas entre los pobres o de comida entre los hambrientos, que a la larga conduce a que unos y otros vivan perpetuamente esclavos de la beneficencia, incapaces de valerse por sí mismos, acomodados a la indolencia. Esa caridad de pura beneficencia implica, además, una posición de superioridad en el que da, frente a la humillación del que lo recibe, perpetuando su situación.

La misericordia con los pobres obliga, pues, a respetar y reforzar su dignidad, dándoles los medios para que puedan salir de la pobreza y no precisen de más beneficencia en el futuro, lo que nos conduce a tener que analizar las causas de la pobreza en cada caso, para atajar las causas, en vez de remediar sus efectos. Y las causas de la pobreza pueden ser múltiples: injusticias sociales, faltas de formación o de hábitos laborales, marginación social, enfermedades, desempleo, etc. Hacer frente a todo este planteamiento requiere un trabajo organizado, en el que intervenga personal técnico y equipos especializados que sólo puede ser asumido por organizaciones consagradas a atender la pobreza, como Cáritas.

Cáritas Diocesana de Huesca es el organismo de la Iglesia en la diócesis oscense que tiene por misión específica hacer patente el amor y la misericordia de Dios con los más necesitados, practicando la misericordia con las personas excluidas y marginadas o sumidas en la pobreza; y lo hace procurando ante todo su promoción y formación en orden a su inserción social y laboral, como medio eficaz para que puedan valerse por sí mismas e incrementar su dignidad y su autoestima. Sólo ante necesidades urgentes e inmediatas dispensa Cáritas ayudas también urgentes e inmediatas, dando comida, ropa o medios económicos para remediarlas, pero examinando siempre la situación de cada uno para proponer planes de inserción y promoción personal.

Por lo tanto, hoy en día la misericordia con los pobres no puede ejercerse de forma individualizada e inconexa, sino de manera comunitaria y organizada, encauzándola hacia Cáritas con aportaciones económicas y participando como voluntario en alguno de sus programas y proyectos.

Donativos: Para colaborar con Cáritas, puede hacerse socio contactando con la sede de la Entidad o ingresar donativos en la sede o en cualquiera de estas cuentas corrientes:

IBERCAJA: ES21/2085/2052/00/0300091219 CAIXA: ES08/2100/2160/77/0200163396

BBVA: ES52/0182/3107/13/0201603939 SANTANDER: ES31/0049/6003/51/2595012390

Cáritas Diocesana de Huesca. Costanilla Ricafort, 5.- 22002- HUESCA. Tel.: 974-22.31.79 www.caritashuesca.org

Comentarios