El PAR apoya a los agricultores y ganaderos discriminados por el fracaso de gestión de los pagos de la PAC

El Partido Aragonés ha garantizado, a través de la diputada-portavoz en la Comisión de Desarrollo Rural y Sostenibilidad de las Cortes de Aragón, Lucía Guillén, “el más firme y rotundo apoyo del PAR a los agricultores y ganaderos aragoneses que no van a recibir durante 2015 ni un solo euro de las ayudas a las que tienen derecho provenientes de la PAC, a causa exclusivamente del fracaso de gestión en los pagos por parte del Gobierno de Aragón" al que urge soluciones "para arreglar semejante desaguisado". Según las organizaciones profesionales agrarias, unos 2.500 agricultores se van a ver discriminados respecto a los demás que sí van a percibir esos pagos, según se ha anunciado, “aunque con retraso y a última hora, de manera que ya se ha causado un grave perjuicio a la mayoría de familias del medio rural aragonés, que no han podido hacer frente a la planificación de la nueva campaña, ya condicionada además por la sequía, ni efectuar los desembolsos que tenían previstos”, ha afirmado Guillén.

La diputada ha sumado su voz a las denuncias de estas organizaciones “porque se trata de unos pagos absolutamente vitales para muchas explotaciones y economías familiares del medio rural que se van a ver en una situación insostenible, únicamente porque el Gobierno de Aragón no es capaz de cumplir sus obligaciones y asume no hacerlo, a pesar de disponer de los fondos precisos”. Se estima que serán unos cien millones de euros los que quedarán sin desembolsar por razones puramente burocráticas y de operatividad, “cuando hay alternativas que aplicar para evitar esta situación, anticipando pagos con compromiso de devolución si procede”.

“El daño provocado y sus consecuencias son incalculables, especialmente para los agricultores y ganaderos excluidos pero también para todo el medio rural ante los retrasos acumulados. Así se evidencia la prioridad y la incapacidad de este Gobierno, pero son los aragoneses quienes padecen su mala gestión”, ha concluido Lucía Guillén.

Comentarios