El Centro Social, prioridad en el presupuesto de 2016 para el Ayuntamiento de Fonz

Centro Social Fonz

Avanzar en la construcción de local social será uno de los asuntos prioritarios en este 2016 para el Ayuntamiento de Fonz, como así ha quedado plasmado en los presupuestos aprobados por unanimidad el pasado 23 de diciembre.

Audio sin título
Audio sin título

El Ayuntamiento de Fonz gestionará en 2016 un presupuesto de 1.200.000 euros, similar al de 2015, si bien el año que termina recibió una partida extra de 150.000 euros procedentes de los fondos FEADER, que incremento el presupuesto inicial. Del presupuesto para 2016, el local social se llevará 100.000 euros, una vez se firme el acuerdo con la Diputación Provincial de Huesca (DPH).

La obra del centro social y su urbanización se encuentra muy avanzada, si bien restan por ejecutar varias fases para acometer el cerramiento interior y exterior con acristalamiento en puertas y ventanas, las instalaciones y la climatización. El montante que resta por ejecutar asciende a 300.000 euros, y a este ritmo de inversión podría estar concluido en un plazo de dos años. No obstante el Ayuntamiento va a explorar nuevas vías de inversión con otras administraciones para poder finalizar las obras. “Vamos a ir trabajando poco a poco hasta que concluya la obra. La idea es terminar lo más básico para hacerlo operativo en caso de necesidad lo antes posible”, afirma el alcalde José Teodoro Ferrer.

El presupuesto es continuista con el de los ejercicios anteriores, como asegura el edil: “No hay grandes modificaciones ni grandes obras, pero sí que vamos a firmar un acuerdo con la Diputación para continuar con la obra importante que tenemos en marcha, el local social, y realizar un Plan de Obras, etc.”.

Con respecto al Plan de Obras de la DPH se seguirá remodelando calles, como se han venido haciendo a lo largo de los dos últimos ejercicios. Este 2016 se actuará en la calle Binéfar, Mina y Amargura. Otras obras menores serán el mantenimiento de la piscina.

Destacado será también la sustitución de los contadores de agua para poner en marcha un servicio de telegestión de los consumos que redunden en una eficiencia energética.

Con respecto a las tasas e impuestos municipales, el Ayuntamiento ha optado por su congelación.

Comentarios