Escasas lluvias y la PAC de la discordia, marcan el año en el agro

campos sequía agricultura

El predominante sector primario en esta provincia está acusando un año marcado por el calor y en su recta final por la ausencia de lluvias. Mal para el cereal, como cultivo mayoritario en el Alto Aragón, ya que en abril y mayo pasó mucho calor y los rendimientos fueron muy irregulares aunque en su mayoría mejor de lo esperado y ahora en diciembre no está creciendo como debiera. Riegos del Alto Aragón ha abierto un pequeño periodo como medida excepcional.

Durante 2015 se ha hablado y mucho de cuestiones tan importantes como la reforma de la PAC, que no ha cuajado en el sector agro. Llegó a provocar incluso la división interna de algunas organizaciones profesionales agrarias. Con todo el retraso que está llevando, se va a llegar hasta el mes de abril de 2016 con 2.000 o 2.500 perceptores sin cobrar un solo euro de lo que les corresponde. Hay voces que hablan de una posible salida a la calle si esta situación no cambia.

Y es que el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón (que estrena nombre este año, así como titular) convenció desde el principio, con un gran consenso, pero ya han llegado las primeras fuertes críticas con el presupuesto presentado. Por ejemplo por la ausencia de ayudas hacia las razas autóctonas de Aragón.

También se ha hablado a lo largo del año de otros asuntos tan preocupantes como el teosinte en el maíz o el lindano en el río Gállego. Ha dominado la actualidad asimismo el veto ruso, que se mantiene y que ha puesto en jaque el sector de la fruta.

En positivo, dentro de lo agrícola, también destacan datos como la facturación de la Cooperativa de Los Monegros que asciende a 44 millones de euros o la gran promoción de Femoga, que celebraba su 30 aniversario. Subrayable también el “boom de la almendra” como cultivo estrella gracias a los altos precios en los que se mueve.

Comentarios