Continúa la cruzada de la Plataforma contra la Incineradora de Biomasa

La Plataforma contra la Incineradora de Biomasa continúa con su labor de información y divulgación a la población sobre los “graves riesgos que acarrearía la instalación de esta industria a tan solo 600 metros de la población de Monzón”. A lo largo de las últimas semanas han ido apareciendo algunas noticias procedentes de distintos organismos, asociaciones o grupos políticos, posicionándose a favor de su implantación. Por ello, desde la plataforma vuelven a mostrar su oposición al proyecto.

Lo hacen recordando los criterios objetivos que manejan, extraídos a partir de los datos aportados por el promotor. La incineradora pretende quemar 51.000 kilogramos de madera a la hora de forma ininterrumpida durante 11 meses al año. La quema de esta ingente cantidad de madera generaría emisiones de dióxido de azufre, óxidos de nitrógeno, partículas en suspensión y sustancias peligrosas como los benzopirenos y dioxinas, catalogados por la Agencia Internacional contra la Investigación del Cáncer en el grupo 1, cancerígeno para los humanos, que serían emitidos al aire mediante una chimenea de 60 metros de altura.

Según indican desde la Plataforma “son perfectamente conocidos entre la población de Monzón las enfermedades y problemas respiratorios que sufren y afectan a la población más sensible, es decir, bebés, niños, ancianos y personas con patologías del sistema respiratorio. También es vox populi la alta tasa de casos de cáncer que han afectado históricamente a los habitantes de Monzón, consecuencia directa de los elevados niveles de contaminación que hemos sufrido durante décadas”, añaden.

La Plataforma contra la Incineradora de Biomasa seguirá utilizando todos los medios legales a su disposición para evitar la instalación a menos de 600 metros de las casas de Monzón. Los puestos de trabajo son los mismos si la empresa se instala a varios kilómetros de cualquier población de forma que ninguna persona pueda verse afectada.

La salud y el medio ambiente no pueden ser una incertidumbre y se deben de aplicar los principios de prevención y precaución tal como indican las directivas europeas. Para ello se deberían estudiar otros emplazamientos alejados de cualquier población. La Plataforma está a favor de la creación de puestos de trabajo, pero no a costa de la salud de los ciudadanos, concluyen.

Comentarios