2016, el año del acuartelamiento Sancho Ramírez

García Mercadal Luis Felipe Cuartel Sancho Ramírez

2016 será el primer año de gobierno efectivo del actual tripartito en el Ayuntamiento de Huesca, porque será el primer ejercicio con un presupuesto respaldado por PSOE, Cambiar Huesca y Aragón Sí puede Huesca. Además, se despejará el futuro del acuartelamiento Sancho Ramírez y se conocerá si llega la tan ansiada recuperación económica, con un posible relanzamiento de Plhus y de Walqa.

Una de las amenazas más sentidas por la ciudadanía, el posible cierre al acuartelamiento Sancho Ramírez, se puede confirmar o no en 2016. Al respecto, será fundamental la decisión política que sobre este asunto pueda tomar el futuro gobierno del país, en el que seguro que no figurará Pedro Morenés como ministro.

Dónde no parece que vaya a haber muchas novedades será en los estudios universitarios, otra de las amenazas que tiene que soportar la ciudad con duplicidades de especialidades del campus oscense en la Universidad San Jorge.

Respecto a la política municipal, el tripartido tendrá que hacer frente a numerosas cargas económicas heredadas de anteriores ejecutivos. Cargas como los 700.000 euros que deberá devolver de los Fondos de Cohesión, el pago de la sentencia del Polígono 32 y la finalización de los Fondos Urban, por lo que mucho tendrá que moverse el consistorio para encontrar partidas económicas fuera del Ayuntamiento.

En el capítulo de obras, el consistorio contempla como una prioridad la mejora de la red de saneamiento para evitar inundaciones como las acaecidas en los últimos temporales de lluvias. Por tanto, la continuidad en la peatonalización del centro de la ciudad deberá esperar para mejor momento.

Por otra parte, se espera desde Huesca que, el próximo año, el nuevo ejecutivo central tome la decisión de completar la autovía Huesca-Lérida, en lo que corresponde al tramo Huesca-Lérida, un tramo con proyecto pero sin presupuesto.

Finalmente , la capital mira con esperanza a la Plataforma Logística Plhus, dónde Gaypu finaliza en breve sus nuevas instalaciones. A lo largo de 2016 llevará a cabo el traslado de parte de su actividad, con la consiguiente ampliación de trabajadores.

También Ascaso trasladará su obrador a lo largo del próximo año a la mencionada plataforma donde construye un edificio de nueva planta.

Algo más incierto es el futuro del Parque Tecnológico Walqa. Las amenazas de la deslocalización de empresas continúa, de manera que el actual ejecutivo autónomo y local ya se están reuniendo con firmas del Parque con el objetivo de mejorar la gestión de un proyecto que ha supuesto casi 1000 puestos de trabajo en sus mejores momentos.

Comentarios