Consumo recuerda que el plazo mínimo legal para hacer devoluciones es de 14 días naturales

La avalancha de compras navideñas suele provocar otra, aunque de menores dimensiones, de devoluciones. Por ello, la Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios quiere recordar a los aragoneses que el plazo mínimo legal establecido para efectuar las devoluciones es de 14 días naturales.

Según explica el responsable del área de Consumo del Gobierno de Aragón, Pablo Martínez, los cambios y devoluciones de los productos adquiridos son fórmulas de política comercial y de fidelización de clientes que algunos establecimientos prestan voluntariamente. Por ello, es recomendable que antes de efectuar una compra el consumidor se informe de cuáles son los criterios por lo que se rige la tienda en cuestión en lo que se refiere a devoluciones.

En general, éstas suelen consistir en el reembolso del importe, el cambio por otro producto del establecimiento o la entrega de un vale que puede tener una caducidad y/o estar sujeto a unas condiciones de uso.

Los establecimientos que admiten cambios y devoluciones pueden establecer los requisitos de estas: el plazo de tiempo (hay que recordar que como mínimo será de 14 días naturales), entregar el artículo con el embalaje original o sin desprecintar, exceptuar artículos de higiene, prendas íntimas o productos que puedan ser reproducidos (libros o películas), y si los canjes se efectúan mediante vales de compra.

Eso sí, recuerda Pablo Martínez, estas condiciones deben estar a disposición del consumidor en la cartelería, la publicidad o la factura, siendo estos anuncios de obligado cumplimiento y, además, parte del contrato.

Si se anuncia que se permite la devolución, sin más especificaciones, el consumidor tiene derecho a recibir el dinero que ha pagado. En el caso de que la venta haya sido fuera de los establecimientos mercantiles (a domicilio o a distancia) el consumidor dispone legalmente de un plazo de 14 días para la devolución del producto, plazo que empezará a contar una vez que la mercancía le haya sido entregada.

El director general de Protección de Consumidores y Usuarios quiere recordar que “antes de hacer una compra hay que informarse sobre la política de devoluciones y cambios” y que la tienda debe devolver el importe por el que se ha adquirido el bien, independientemente de que cuando se vaya a devolverlo haya comenzado el periodo de rebajas o descuentos.

Ante un producto defectuoso podemos exigir en un principio la reparación o sustitución y si estas no son satisfactorias, tendremos derecho a la anulación de la compra con la devolución del dinero o una rebaja del precio si nos interesa.

Consumo recuerda que hay que guardar siempre la factura o justificante de compra, así como los folletos publicitarios o la impresión de la página web en la que se publicita el producto para llevar a cabo este tipo de gestiones.

Comentarios