Espacio Pirineos cierra, en 2015, una temporada con números de record

El centro cultural Espacio Pirineos de Graus despide la que, sin duda, ha sido la mejor de sus nueve temporadas en activo. Durante la misma se han desarrollado 134 acciones que han acumulado 14.113 visitantes. Se trata, según califican desde la dirección del centro, de unos registros espectaculares, puesto que, los números crecen de manera importante, con respecto, al público total, que fue de 10.337, en 2014, y 11.299, en 2013. En 2015, Espacio Pirineos ha abierto sus puertas 218 días (de martes a sábado de marzo a diciembre) y la media diaria de asistencia ha sido de 65 personas. De la cifra total, 653 personas visitaban la exposición permanente y el mayor porcentaje de público (95%) llegaba al centro para disfrutar de las propuestas culturales y artísticas.

Por actividades, las principales en 2015 han sido, nuevamente, las exposiciones. Las 12 muestras programadas han acumulado 4.104 visitantes. La programación ha vuelto a nutrirse tanto de la propia convocatoria de proyectos expositivos Espacio Abierto, como de distintas muestras producidas desde Espacio Pirineos, donde destaca de manera especial Graus revisitado. Secuencia gráfica del progreso local (1885-2015), que alcanzó las 1.877 visitas en la pasada primavera, y de la que, posteriormente, el Ayuntamiento de Graus ha realizado un estupendo catálogo de doscientas páginas y más de doscientas imágenes del Graus de ayer y hoy.

Un año más las acciones más numerosas han sido las relacionadas con el conocimiento. Hasta 27 jornadas, conferencias y proyecciones con un total de 2.120 asistentes. Entre ellas merecen especial reconocimiento eventos ya clásicos como las Jornadas de Lenguas del Pirineo, la Semana del Pirineísmo Vicente de Heredia, las Jornadas de Bioconstrucción o las de Amigos de La Peña, a las que este año se sumaban con especial incidencia las dedicadas al seiscientos aniversario de la Cofradía del Santo Cristo y San Vicente Ferrer.

En su faceta de auditorio, Espacio Pirineos ha acogido, en 2015, hasta 8 espectáculos escénicos y musicales (5 de ellos dentro de la programación del Festival NOCTE), reuniendo a unos 1.900espectadores.

Por otro lado, Espacio Pirineos ha sido nuevamente el contenedor de un amplio capítulo formativo, con talleres de hip hop, teatro o yoga, además de clases y ensayos musicales. En total han sido 15 las acciones formativas desarrolladas, con 881 participantes.

Por último, Espacio Pirineos ha acogido este año hasta 36 presentaciones y reuniones propias, y otras 36 cesiones y alquileres de espacios, aunando 3.085 usuarios por ambos conceptos, lo que da la medida del auténtico significado del centro como foro y foco cultural y asociativo en el municipio. El resto de visitantes, no computado en los anteriores capítulos, han llegado con objeto de consultas técnicas, culturales y turísticas, incluyendo las visitas al Archivo Histórico Municipal.

Con estos números, en el ámbito local, Espacio Pirineos, se refrenda la condición de Espacio Pirineos como centro dinamizador y agitador del territorio, no sólo de Graus y Ribagorza, sino de gran parte de la montaña. Su trayectoria, filosofía y nivel de programación lo convierten en un equipamiento reconocido y respetado entre público y profesionales, gracias a su especial sensibilidad hacia los proyectos de personas, artistas y colectivos del territorio.

En cuanto a su proyección nacional e internacional, Espacio Pirineos continúa en la senda de las alianzas europeas, y así, tras la breve etapa del proyecto europeo Patrim II, ahora el nuevo reto transfronterizo pasa por la candidatura de Patrim +, proyecto en el que se asocia con una veintena de centros e instituciones culturales del Pirineo, y cuya resolución se conocerá el próximo mes de mayo.

Espacio Pirineos cierra sus puertas hasta el mes de marzo. Entonces la andadura de su décima temporada se iniciará con la inauguración de una exposición dedicada al Orfeón de Graus, un coro de especial relevancia social y artística que ofreciera distintos conciertos en Barcelona hace un siglo.

Comentarios