Llega el momento de repartir los juguetes de la campaña “Un juguete, una sonrisa” de Cruz Blanca

Este lunes y martes, 4 y 5 de enero, Cruz Blanca de Huesca repartirá juguetes entre las familias de los usuarios de sus programas y de otras entidades sociales, gracias al éxito de la campaña “Un juguete, una sonrisa”, que Cruz Blanca Huesca realiza desde hace cuatro años. Esta actividad se mantiene con gran vitalidad gracias a la respuesta solidaria de los oscenses, que siguen donando cantidad de juguetes de primera y segunda mano en un goteo continuo durante las últimas semanas del año.

Desde inicios de noviembre, los donantes anónimos y particulares se han acercado al Centro Social Hermano Isidoro y a la Casa Familiar San Lorenzo de Cruz Blanca de Huesca con sus juguetes. Diferentes empresas e instituciones del entorno, también han colaborado cediendo sus centros como punto de recogida de artículos. Asimismo, de nuevo en esta edición han contado con la ayuda de algunos centros escolares de la provincia como el CEIP San Ginés de Lupiñén-Ortilla, los del CEIP Santos Samper de Almudévar y los del Colegio San Viator, donde los niños han hecho acopio de los juguetes que ya no utilizan para donarlos.

Como novedad, se han desarrollado varias recogidas en distintos días durante el mes de diciembre gracias a la colaboración de diferentes entidades y asociaciones. El Club de Tiempo Libre de la parroquia San Lorenzo, junto a la Asociación de Empresarios de Comercio y Servicios de Huesca, organizó una recogida, el 5 de diciembre, en el área de las calles Correría-Goya. De la misma manera, en la localidad de Aniés, la comisión de fiestas organizó otra recogida el 19 de diciembre y la Agrupación San Lorenzo ofreció, el 27 de diciembre, una ronda jotera solidaria denominada “Juguetes con Jota”, recogiendo sus regalos por las calles de Huesca.

Tras la primera tarea de la recogida, un grupo de voluntarios de Cruz Blanca se ha encargado de la selección, acondicionamiento y empaquetado de los juguetes, para finalmente clasificarlos por edades. Una ardua tarea que tendrá su recompensa una vez montados los estantes en el salón Multiusos Javier Osés de la Casa Familiar de Cruz Blanca, donde se guardan los juguetes que se repartirán, este lunes y martes, a familias que tienen escasos recursos.

El año pasado Cruz Blanca entregó un total de 1.147 juguetes, que llegaron a 544 niños oscenses. Cada uno de los asistentes recibió un juguete y tuvo la oportunidad de elegir otro regalo educativo, como un puzzle, un libro, o un peluche, en el caso de los más pequeños.

Comentarios