Huesca continúa por debajo de los 53.000 habitantes, y cada vez con menos extranjeros

El movimiento de población en Huesca, según el padrón de habitantes proporcionado cada 1 de enero por el ayuntamiento de Huesca, ha dado numerosos titulares en los últimos años, desde que se superó la cifra soñada de los 50.000 habitantes, en 2007, hasta 2010, cuando se pasaron los 53.000. Dos años después, sin embargo, se bajó de esa cifra y ya no se han vuelto a rebasar. El número de inmigrantes también ha ido descendiendo con el paso de los años. Alcanzó su mayor número en 2011, con 6.665, y desde entonces no ha hecho más que bajar de nuevo.

En 2006, Huesca tenía 49.583 habitantes. Ese año, la ciudad contaba con 4.195 inmigrantes, procedentes de 73 países diferentes. Los marroquíes eran el colectivo más numeroso, seguido de los rumanos. (Hay que recordar que en 2003, había mayoría de habitantes provenientes de Ecuador, seguidos de Marruecos, y en tercer lugar Rumanía).

Fue en 2007, cuando la capital oscense sobrepasó los 50.000 habitantes. Ese 1 de enero se contabilizaron 50.303. Poco a poco fue aumentando el número de vecinos, coincidiendo con los años de mayor bonanza económica, en los que el inicio de la crisis todavía no había hecho mella en Huesca. En 2010 había 53.013 habitantes (de ellos, 6.628 extranjeros).

El máximo llegó en 2011, con 53.049. En ese momento, los inmigrantes eran 6.665, lo que suponía el 12,5% de la población total. Para entonces, el número de rumanos había aumentado considerablemente, situándose en 1.445. Los marroquíes eran 1.167 y había en Huesca 397 personas procedentes de Ecuador.

A partir de ahí, de nuevo comenzó el descenso. En 2012 Huesca bajó de los 53.000 habitantes. Tenía 52.890. También se habían perdido más de 400 inmigrantes. Éstos eran 6.213. En 2013 estaban empadronadas 52.804 personas. El número de extranjeros también dejó los 6.000 y se situó en 5.978.

En 2014, las cifras aumentaron, pero se quedaron a 88 de los 53.000. Huesca contabilizaba 52.912 habitantes. De ellos, 5.528 eran extranjeros. Se habían perdido 450. Las cifras fueron peor todavía en 2015, con 52.613, casi 300 vecinos menos. El número de inmigrantes también sufrió la mayor caída en años, con 593 menos. Se situaban en 4.935.

En este 2016, Huesca tiene 52.671 vecinos, 58 más que el año pasado, y de ellos, 4.874 llegaron de alguno de los 85 países que están representados en Huesca. El mayor número sigue siendo el de rumanos, con 1.302, seguido de 747 marroquíes. Los ecuatorianos, que un día fueron el colectivo inmigrante más numeroso, ha dividido su población casi por cuatro. Hay en la actualidad tan sólo 118 ecuatorianos, y son la novena nacionalidad por número de habitantes en Huesca.

Comentarios