Ilusión, cariño, luz y música en la llegada de los Magos de Oriente a Graus

Reyes Magos Graus

Antorchas para iluminar el camino y música para animar el recorrido y todo salpicado con el cariño e ilusión de los niños, así era la llegada de los Magos de Oriente a Graus que se encontraban también con una renovada cabalgata de Reyes. Melchor, Gaspar y Baltasar pasarán la noche hospedados en Graus y, este miércoles, regresarán a su tierra tras asistir a misa de 12, visitar a los mayores y detenerse en el belén para despedirse de los niños.

A las 19 horas arrancaba, desde el centro recreativo gradense la cabalgata de los Reyes Magos, con las carrozas y pajes, alumbrados por las antorchas que portaban niños y jóvenes y animados por la música que ponía la banda de la Asociación Cultural Gradense. Tras recorrer la calle Salamero, la comitiva se detenía en el portal de Linés, donde sus Majestades descendían de las carrozas para realizar el resto del trayecto, hasta la plaza Mayor, a pie.

Allí les esperaban muchos grausinos, al calor de la hoguera que se encendía en medio de la plaza, y el portal de belén instalado en uno de los arcos del consistorio, donde ofrecían sus presentes al Niño Jesús para, a continuación, subirse al escenario y, desde allí, dirigirse a los niños grausinos y, posteriormente, sentarse en sus tronos para escuchar a los más pequeños.

Los Reyes Magos abandonarán Graus este miércoles tras asistir a misa, visitar a los mayores y detenerse en la residencia de la tercera edad.

En otros municipios como Castejon de Sos o Benabarre también visitaban a los mayores antes de iniciar las respectivas cabalgatas que, en el caso de Benabarre, partía desde la obaga del castillo. En Secastilla eran Melchor y su paje quienes visitaban a los niños del municipio.

Comentarios