Ayuntamiento de Huesca y Gobierno de Aragón rechazan que cuestiones económicas puedan llevar a cerrar el Sancho Ramírez

Sancho Ramírez cuartel militares Huesca

El alcalde de Huesca, Luis Felipe, en relación con el anunciado cierre del cuartel Sancho Ramírez, aseguraba que el problema está en Huesca, pero la decisión y la solución están en Madrid. Recuerda que la ciudad entera está preocupada por una decisión injusta. Como alcalde, no se conforma y pide rectificación.

Felipe añadía que han sido tres las ocasiones en las que se ha remitido información o se han solicitado reuniones a Rajoy y al ministro de Defensa, Pedro Morenés, sin haber obtenido respuesta alguna, algo que consideran una falta de respeto.

El alcalde de Huesca mostraba su satisfacción porque en esta cuestión van de la mano con el Gobierno de Aragón. De ahí que se pide que se escuche a Huesca, no para retrasar una decisión, sino para echarla atrás definitivamente, ya que no hay causas objetivas.

Luis Felipe cree todavía más grave que esta decisión la tome un gobierno en funciones, a sabiendas de que es injusta y de que no está escuchando a una ciudad.

Junto al alcalde de Huesca comparecía la consejera de Economía del Gobierno de Aragón, Marta Gastón, quien como oscense se sumaba a la indignación existente, y mostraba su implicación total y directa por esta causa. Cree que la suma institucional debe pesar, porque como respuesta, no va a haber resignación, sino movimiento y acción.

Gastón aseguraba que decisiones como ésta, echan por tierra todo el trabajo que se viene realizando para lograr el equilibrio territorial y la descentralización.

Marta Gastón también reconocía la importantísima labor de lucha que está llevando desde el principio la Plataforma en Defensa del Cuartel. Además, la consejera reiteraba la necesidad de que el Gobierno de Rajoy tenga diálogo y escucha.

Comentarios