CEOS trabajará este año por impulsar sus asociaciones y conocer sus necesidades

CEOS-Cepyme Huesca afronta este 2016, con el reto de ampliar su trabajo en la provincia de Huesca, y de trabajar de "puertas hacia adentro", tras un 2015, en el que se ha posicionado de forma muy importante en los fotos económicos tanto regionales como nacionales.

Tras la elección, como presidente, de Carlos Bistuer en octubre de 2014, y las elecciones a CEOE, en las que se reeligió a Juan Rosell como presidente, en diciembre de ese año, el pasado 2015, CEOS se trabajó hacia el exterior. En estos momentos, el presidente está en la Junta Directiva de CEOE, y también participa en la Comisión de Economía y Finanzas, así como en la Comisión de Relaciones Internacionales. Del mismo modo, se ostenta la vicepresidencia de CREA y de Cepyme Aragón, además de estar en algún foro internacional. El 26 de noviembre se celebró el II Congreso Económico del Alto Aragón, que tuvo una importante repercusión autonómica y nacional. Por ello, ahora llega el momento de trabajar en "casa".

En esta labor se intentará conocer más las asociaciones territoriales, sectoriales o transversales, conociendo sus necesidades e inquietudes, e intentando incorporar gente joven a sus filas, revitalizando esta Confederación de Empresarios.

Un trabajo muy importante, que se llevó a cabo en 2015, fue la aprobación del Plan Estratégico de CEOS, con seis líneas de actuación esenciales, sobre las que basar el trabajo de los empresarios a partir de este año. Unidad e independencia en el seno de la CEOS; transparencia y solidaridad con todos los empresarios; y ganar eficacia y competitividad de cara al exterior.

Las cifras, de cara al año que acaba de empezar, no son malas, tanto en la generación de empleo como de empresas, de ahí que sea deseable lograr progreso en todos los sentidos.

Huesca cuenta con un saldo exportador de entre el 160 y el 170%, además de ser una provincia gran generadora de energía hidroeléctrica. Se ha recuperado el empleo en servicios y hostelería. En la provincia trabaja en el sector terciario un 50%. Además, hay un sector agroganadero más potente que en el resto de España, y un sector industrial que roza el 20% del PIB provincial, lo que da una cierta establidad. Ello, además de seguir teniendo capacidad de crecimiento. Falla el tamaño de las empresas, ya que no hay mediana empresa, que sería lo más importante para la economía provinical, y poder contar con un potente sector de transformación agroganadera.

Según CEOS, la economía de la provincia de Huesca tira de la autonomía, y la autonomía tira del país.

Comentarios