La primera vuelta del Huesca en casa deja muchas dudas

sd huesca numancia alcoraz

Con una victoria y cuatro empates, 7 puntos en total de 30 en juego, se ha cerrado la primera vuelta en el Alcoraz donde la SD Huesca tiene un grave problema en esta temporada ya que esa mala trayectoria le está impidiendo tener una mejor posición en la clasificación y actualmente tiene un punto de ventaja solamente sobre la zona de descenso y lleva varias semanas en el filo de la navaja.

Cinco derrotas ante la afición y en el último partido con Osasuna muchas dudas, en una segunda mitad donde el equipo no supo meter mano a los navarros, si bien es cierto que desperdició al final la oportunidad de empatar.

La plantilla sabe que hay que mejorar los números en el Alcoraz como la clave para cambiar la clasificación. Anquela sigue transmitiendo el mensaje de tranquilidad y de saber que será duro, y se va a sufrir y el equipo lo sabe.

Ahora hay dos partidos fuera consecutivos para cerrar la primera vuelta en Lugo y comenzar la segunda en Vitoria ante el Alavés. Dos equipos complicados que se mueven en la parte alta, especialmente el vitoriano que es líder actualmente.

Con 21 puntos sería importante ganar en Lugo de esta forma acercarse a la media de 24/25 puntos y es que al final las cuentas hablan de 50 puntos para la salvación. Todo es teoría puesto que queda mucho campeonato y puntos en juego.

Mientras tanto pendientes de los movimientos. Ya ha salido Manolo, no se ha quedado Benítez, y el objetivo es la llegada de dos refuerzos, uno especialmente para la delantera y otro jugador de banda. A partir de allí lo que pueda suceder. Hay jugadores como Carlos Calvo y Mainz que parece segura su marcha y otros que habrá que esperar a lo que pueda llegar. El objetivo es dejar la plantilla algo más corta, pero todo esto en función de los movimientos que se puedan realizar.

No es ningún secreto, puesto que desde sus lugares de origen ya se ha publicado, que el Huesca tiene interés en Montañés del Español y Arruabarrena del Eibar, jugadores que tienen muchas ‘novias’ y que será complicada su llegada, si bien se intentará hacer un esfuerzo. Lógicamente hay muchos ofrecimientos y alternativas sobre la mesa. Anquela ya ha manifestado que se encuentra contento con lo que tiene y en el club avisan que en ningún caso ‘nos volveremos locos’.

La plantilla descansa hasta el miércoles que volverá a los entrenamientos para preparar el partido de Lugo del domingo a las 17 horas. La principal novedad es la vuelta de Fran Mérida, pendientes también de la recuperación de Oscar Ramírez.

Comentarios