Secastilla pone en marcha un Plan Estratégico de Subvenciones

El Ayuntamiento de Secastilla desarrolla un Plan Social 2016-2018 con el objeto de aportar los recursos necesarios a los vecinos y familias del municipio. Este ha sido uno de los proyectos en los que el Ayuntamiento de Secastilla ha venido trabajando desde que se iniciara la legislatura. El consistorio dedicará a este plan algo más de 40.000 euros, que saldrán del presupuesto municipal, y que permitirán acceder a los vecinos a ayudas en materia de fomento de empleo, acción social, estudios, prácticas deportivas, ayudas al sepelio o de carácter excepcional.

Audio sin título

El alcalde de Secastilla, Ángel Vidal, se refería, por un lado, a las consecuencias que la crisis ha tenido en el mundo rural, y, por otro, al objetivo del consistorio de conseguir que los vecinos tengan acceso a distintos servicios sin que ello merme más la economía familiar. Ahí entra el esfuerzo del Ayuntamiento, que prioriza estas ayudas sociales en detrimento de los grandes proyectos.

Fomento de empleo y ayuda al estudio son los dos aspectos que cuentan con las cuantías más importantes de 25.000 y 7.000 euros, respectivamente. En el primero se trata de favorecer la generación de empleo, autoempleo y actividad empresarial y, en el segundo, facilitar el acceso a la educación, tanto la reglada como cualquier tipo de curso.

En acción social se pretende incrementar el número de actividades dirigidas a la promoción de la mujer en el mundo rural y favorecer el asociacionismo, en el capítulo de prácticas deportivas que los jóvenes del municipio puedan realizar actividades deportivas y de alta competición, en ayudas excepcionales se engloba cualquier situación urgente y, por último, ayudas para sufragar los gastos del sepelio.

Es requisito imprescindible el estar empadronado en el municipio con un mínimo de 5 años de antigüedad.

El consistorio ha buzoneado un tríptico con esta información, por todo el municipio, para que todos los vecinos sean conocedores de este plan. De hecho, señalaba el alcalde, se han comenzado ya a recibir peticiones.

El plan, con una vigencia de tres años, es abierto en el sentido que, en función de las necesidades, se pueden realizar las modificaciones oportunas durante ese período y en la medida en la que, presupuestariamente, pueda el consistorio.

Comentarios